Prensa fifí: aquí los 18 niños bien del periodismo mexicano

Prensa fifí
“Vos te creés que porque hablás de ti,/ fumás tabaco inglés/ paseás por Sarandí,/ y te cortás las patillas a lo Rodolfo/ sos un fifí”. Dice el tangoInternet

Aquella homofobia ya no se usa

En los tiempos de la homofobia, no tan lejanos por cierto, fifí era —cito un diccionario de lunfardo— un “niñito afeminado, efebo, individuo joven que viste a la moda, individuo elegante, amanerado y bien vestido, persona atildada, delicada y suave”.

Como ya no se usa eso de afeminado, qué horror de palabra, diremos que un fifí es nada más un niño bien.

Hay un tango de 1928 que así, “Niño bien”, se llama. Sus autores son los uruguayos Juan Antonio Collazo, Víctor Soliño y Roberto Fontaina.

Debería ser ya el himno de la Cuarta Transformación. Aquí la letra:

Aquí el tango, lo canta Tita Merello

La lista de los niños bien del periodismo fifí mexicano

¿Quiénes serían periodistas fifí o los niños bien de la información para el presidente López Obrador, es decir, quiénes se creen elegantes y distinguidos solo por ponerse a criticar la Cuarta Transformación? Aquí una lista preliminar:

1. Francisco Garfias, de Excélsior, al que hoy le dio la gana negar la bancarrota de México.

2. León Krauze, de Univisión y El Universal, al que la prensa de izquierda y su público no le perdonan nada.

3. Calderón, de Reforma, monero de la derecha empresarial y neoliberal que se atreve a tener una ideología distinta a la del nuevo grupo político en el poder.

4. Héctor Aguilar Camín, de Milenio, quien dijo en su columna de este día que los diputados de Morena andan bastante enloquecidos exigiendo al poder ejecutivo que no se cumpla con las leyes educativas.

5. Denise Maerker, de Televisa y Radio Fórmula, que se atreve a simplemente dar las noticias como son, aunque no favorezcan a Morena o de plano no sean del gusto del líder de la 4T.

6. Joaquín López-Dóriga, de Televisa, Radio Fórmula y Milenio, quien dijo en su columna de hoy que él no es “fifí”, pero evidentemente eso no es verdad: se pasó de elegante y por lo tanto de enemigo del pueblo al hablar de las verdaderas bancarrotas de México: las de 1970, 76, 88, 94, que nada tienen que ver con la situación actual.

7. Julio Hernández, de La Jornada, que es un caso especial: publica a diario en el medio de comunicación que mejor entiende a la Cuarta Transformación, pero lo hace en un excesivamente fifí tono crítico. Se pasa con su falsa elegancia periodística.

8. Ciro Gómez Leyva, de Radio Fórmula e Imagen TV, siempre criticón de los majestuosos planes y proyectos del nuevo gobierno que todavía no se estrena.

9. Carlos Loret de Mola, de Televisa y El Universal, quien se atrevió a decir que AMLO dio un raspón —uno más— a la prensa mexicana al exonerar a Rosario Robles. Otro invento de niño bien del periodismo, cualquiera lo sabe.

10. Denise Dresser, de Reforma y Proceso, que en un tono bastante fifí se atrevió a pedir bullear al próximo gobierno de Morena.

11. Carlos Mota, de El Heraldo de México, que sigue con su necedad de niño bien de hablar de lo bueno que hacen las empresas de México, cuando lo correcto en la actualidad sería explicar la quiebra de nuestro país.

12. Lorenzo Meyer, de El Universalquien en su debut en el diario de Juan Francisco Ealy se topó con la amarga sorpresa de que con la llegada de la izquierda al poder, no terminaron las metidas de pata de los gobernantes, por lo que tuvo que criticar, muy a su pesar, a los próceres legislativos de la 4T por el enredo de la licencia a Manuel Velasco.

13. Luis Cárdenas, de MVS, quien se cree nomás por puro fantochismo aquel cuento de que la libertad de expresión existe.

14. Magú, monero de La Jornada, que ve en la declaración de bancarrota que hizo el presidente electo un motivo para que los prestamistas internacionales apunten a México entre las naciones absolutamente destruidas y, por lo mismo, como una sociedad debilitada que será sencillito seguir saqueando.

15. Alejandro Junco de la Vega, de Reforma. El mero jefe de jefes de la prensa fifí. Lo es porque invariablemente cada vez que AMLO critica a los niños bien del periodismo lo hace por una nota de los diarios propiedad del señor Junco. Tonta manía de alguien que se siente exquisito, la de informar solo por informar, aunque no convenga hacerlo.

16. Luis Miguel González de El Economista, un wannabe que ha dicho esta barbaridad inaceptable: “En estos tres días, hemos tenido una probadita de lo que será la discusión pública en el próximo sexenio: un mandatario aferrado a sus puntos de vista y con dificultad para reconocer los argumentos de quienes no piensan como él. Un orador eficaz más propenso a la descalificación que a la conciliación”.

17. Jesús Silva-Herzog Márquez, de Reforma, quien para evitarse más líos con el dirigente de la 4T mejor se puso a escribir de Salvador Pániker, algo bastante fifí, dirán en Morena, ya que ese escritor catalán no viene al caso en estos momentos de acelerado cambio histórico en México.

18. Sergio Sarmiento, de Reforma, otro que insiste en la necedad de fortalecer el sistema de libre empresa y que hoy se aventó la puntada de decir que las recesiones económicas son dolorosas, pero necesarias.

Posdata 1

En la lista deberán estar todos los de la revista Proceso, que insiste nomás por falsa elegancia en dar a conocer lo malo que hacen los líderes del nuevo gobierno.

Posdata 2

Temprano me preguntan por qué no incluí en la lista a tanto columnista fifí de La RazónEl Financiero, como Pablo Hiriart, Javier Solórzano, Bibiana Belsasso, Enrique Quintana, Mauricio Flores, Raymundo Riva Palacio, Salvador Camarena, Jorge Castañeda, Macario Schettino y Lourdes Mendoza.

Respuesta: ya era demasiado larga la lista que, por supuesto, es todavía bastante más grande. De ese tamaño el reto de la 4T: gobernar entre tanta incomprensión.

Posdata 3

Me preguntan también por qué no están en la lista Enrique Krauze y Carmen Aristegui y algunos de SDP Noticias como  José Luis Camacho, Frida Gómez, Verónica Malo, José Jaime Ruiz y Eloy Garza. Respuesta: Todos y todas son prensa fifí, sin duda. Por dudar a veces de que llegaremos al paraíso con la 4T. Pero ya era demasiado largo el artículo.

0
comentarios
Ver comentarios