September 16, 2019 04:14


Popularidad de AMLO lo exime de ir por EPN

AMLO EPN
Sus niveles de aceptación entre el pueblo son inauditos como para meterse en camisa de once varas.Internet

Por eso ningún ex presidente ha pisado el bote. Es más, ningún ex Secretario de Estado ha tenido que lidiar con eso, a pesar de que muchos de los unos y los otros han hecho “méritos” más que suficientes para “merecerlo”.

Les platico: No obstante de que hay versiones sobre el nuevo código postal de Peña Nieto en España y el de Carlos Salinas de Gortari en Irlanda, ambos no necesitan cambiar pesos por euros para surtir el súper y dedicarse a vivir sin sobresaltos en el viejo mundo, lejos de los avatares de tener que andar tramitando amparos contra posibles persecuciones legales, económicas, fiscales, bancarias, mediáticas o de otra índole.

Si se van de México es porque quieren, no porque lo necesiten para pasársela tranquilos yendo a bodas, quinceaños, graduaciones de escolapios, primeras comuniones, jugando golf o exhibiéndose donde se les pegue la gana, incluso en las casotas que les construyeron sus amigos contratistas, las blancas, las verdes y las de todos colores, aun las que fueron nota y les valieron premios de periodismo a algunos comunicadores.

El único escarnio al que se van a enfrentar y de repente ya se enfrentan, es al de algún parroquiano envalentonado que les dice sus verdades al calor del valor de los tragos en el restaurant de lujo donde comen todavía rodeados de guaruras.

Quizá los ex gobernadores estén menos protegidos por la patente de corzo negociada por el presidente de sus años hacia sus compinches, pero la mayoría puede darse también los lujos que se dan quienes fueron sus jefes en Los Pinos.

Aunque con algunos asegunes, como lo que le ocurrió un día a Fidel Herrera, ex gobernador de Veracruz y luego Cónsul de México en Barcelona, junto a su esposa Rosa Borunda, cuando un comensal alvaradeño malhablado se les sentó a la mesa en el carísimo restaurant Nectari -de la Carrer de Valencia número 28 en esa ciudad- donde estaban con otras personas y durante tres minutos no hubo nadie que impidiera que les dijera sus verdades sobre su paso por el Estado veracruzano.

El mismo Fidel tuvo que sufrir las de Caín cuando con su silla de ruedas se coló en la fila de personas que esperaban su turno para votar el 1 de julio del año pasado. Ese abucheo y otros por el estilo, fue lo más que ha “sufrido” como consecuencia de los trinquetes que cometió como gobernador.

Secreto a voces sin necesidad de tener que ser bien guardado ha sido siempre que quien se iba de los Pinos, negociaba con su siguiente inquilino, inmunidad sobre la base de complejas negociaciones que llevaban a cabo intermediarios de primerísimo nivel político y a veces, empresarial.

En cierta ocasión hubo un ex presidente priista que para vivir tranquilo su performance como catedrático universitario en los Estados Unidos, pidió la intercesión de un diplomático de la ONU para que negociara eso con su sucesor, ante el agravante en su contra de haberle cedido el poder presidencial, a uno de colores diferentes al verde, blanco y rojo.

Entonces, a lo más que va a llegar el nuevo régimen republicano será -si acaso- a que la activación de las fichas rojas de la Interpol les den un susto a Emilio Lozoya y familiares directos y políticos que se beneficiaron de su paso por Pemex.

Para mantener o aumentar su popularidad, López Obrador, el compañero presidente -como lo llama Fernández Noroña- no necesita:

1.- Que Peña Nieto sea apresado por presidir uno de los más corruptos e ineficientes sexenios en la historia de México.

2.- Que Alonso Ancira -el dueño de Ahmsa- sea repatriado de España para ser juzgado en México por haberle vendido una carcacha a Pemex y cobrársela al precio de un Ferrari.

3.- Que Eugenio Hernández -el transa ex gobernador de Tamaulipas preso en México- sea extraditado a Estados Unidos para ser juzgado por un montonal de delitos.

4.- Que César Duarte sea repatriado a nuestro País para que regrese los miles de millones de pesos que se robó cuando fue gobernador de Chihuahua.

5.- Que el otro Duarte -Javier- sea refundido en el bote por el desastre que dejó en Veracruz.

6.- Que Roberto Borge regrese todas las propiedades que él y su papá compraron con prestanombres en la Riviera Maya, cuando el primero fue gobernador de Quintana Roo.

7.- Que Tomás Yarrington sea reclamado a los gringos que lo extraditaron desde Italia para meterlo a una prisión de Brownsville, Texas, cuando debería de estar mínimo en la de Matamoros, porque no solo robó en los Estados Unidos, sino también y mucho de este lado del Río Bravo.

Resumen: Paras seguir siendo el presidente más popular de México, Andrés Manuel no tiene por qué arriesgarse a cocorear a los alacranes priistas y panistas, metiéndolos al bote.

Sus niveles de aceptación entre el pueblo son inauditos como para meterse en camisa de once varas.

Pero si por alguna veleidosa razón esa popularidad comienza a amainar, entonces sí, que se pongan a temblar tales especímenes, porque para rescatar puntos, el presidente tendrá que echar mano de acciones efectistas como una que otra detención de nombres ilustres de esos y otros de la política, del sindicalismo charro, de su propio partido… o de la iniciativa privada…. o de algún abogado que se exhibe desfachatadamente a la mesa de la boda de su hija con personajes como Peña Nieto, Salinas de Gortari o Romero Deschamps.

CAJÓN DE SASTRE

“Entonces, Oj-Alá (quiera el Dios de Spinoza) que sus índices de aceptación comiencen a disminuir para ver si es cierto lo que tanto dijo en sus campañas, que la corrupción se barrer como las escaleras, de arriba hacia abajo”, opina la irreverentemente libanesa de mi Gaby.

[email protected]

PLÁCIDO GARZA. Nominado a los Premios 2019 “Maria Moors Cabot” de la Universidad de Columbia de NY; “Sociedad Interamericana de Prensa” y “Nacional de Periodismo”. Forma parte de los Consejos de Administración de varias corporaciones. Exporta información a empresas y gobiernos de varios países. Escribe para prensa y TV. Maestro de distinguidos comunicadores en el ITESM, la U-ERRE y universidades extranjeras. Como montañista ha conquistado las cumbres más altas de América.

0
comments
view comments