AMLO, los adultos mayores y los pelafustanes del PRIAN

Un día antes de que empezara la Semana Santa SDP Noticias dio cuenta de que los diputados del PRI y del PAN en la Asamblea de Representantes del D.F., demandaban la cancelación de la Pensión Alimentaria a los adultos mayores, aduciendo que muchos no la necesitan y que otros no la merecen.  

 

El diputado autor de esta bolada fue el pelafustán que el PRI tiene como porro, como golpeador. Como un coro de grillos sus compañeros de partido y los panistas hicieron suyo este planteamiento retrógrado. Uno supone que ni siquiera por razones electorales les convenía hacer un planteamiento tan disparatado, pero locos y pedestres como son, lo hicieron. Tenían que dejar constancia de su miopía política, de su alejamiento con los problemas de la gente y de su flaca capacidad intelectual, y lo lograron.   Es cierto que los ciudadanos hemos sido testigos del comportamiento político de estos partidos, de las aberrantes reformas que han hecho y que están tratando de imponer a la sociedad en las últimas tres legislaturas. En la actual y en lo oscurito, dispuestos a “pagar los costos que sean necesarios” negocian la aprobación  de la reforma a la Ley Laboral, la Ley de Seguridad Nacional y la llamada Reforma Política o Ley Beltrones que entre otras cosas, intenta la reelección de una burocracia parásita, incompetente y corrupta que le cuesta mucho dinero a la nación.  Pero querer quitarle estas mínimas prestaciones a los que ya aportaron a la ciudad y al país muchos años de servicio y de haber participado en el engrandecimiento material, social, y cultural de México, eso sí ya calienta, pues no solo es una estupidez sino de plano muestra que estos diputados no tienen ni sentido común.

 

¿Qué es lo que está detrás de estas actitudes? ¿Es sandez de estos  señores del PRI y del PAN en la Asamblea de representantes? ¿O le quieren jugar al vivo atacando una parte fundamental de las Políticas Sociales que en su gobierno implantó Andrés Manuel López Obrador y que hoy sigue aplicando Marcelo Ebrard Casaubón? ¿Intentan golpear políticamente la obra de gobierno de quien se perfila como el mejor candidato de las izquierdas a la Presidencia de la república para el 2012? ¿Es un distractor para hacer permisible la alianza prianista para sacar adelante  las reformas fascistas que a toda prisa y sin discusión intentan imponerle al pueblo de México?  

 

Resulta curioso que además de estas campañitas contra AMLO el día sábado se haya subido a internet un video donde se acusa a Calderón de ser un criminal, adjudicándoselo a MORENA sin haber razón para ello ¿Ha empezado otra vez la guerra sucia contra AMLO en el vano intento de desacreditarlo políticamente y de paso golpear al Movimiento Regeneración Nacional, columna vertebral de la lucha por  el cambio verdadero? ¿Suponen acaso estos politicastros, que estorbando o desacreditando la prestación que reciben cerca de 470 mil adultos mayores van a poder quitarles su pensión alimentaria?  ¿Ignoran que previendo estas demenciales actitudes de los oscurantistas del PRIAN, AMLO  elevó a rango de ley esta prestación a la que legítimamente tienen derecho los adultos mayores de la capital de la República? Es más, en su Nuevo Proyecto de Nación el punto 43 establece que de ganar la Presidencia se “establecerá por ley, el estado de bienestar, proporcionándoles pensión universal a todos los adultos mayores y a las personas con discapacidad de todo el país, otorgándole, además, atención médica y medicamentos gratuitos a toda la población”

 

Se combatirá el hambre de 23 millones de personas que según Genaro Aguilar, investigador del IPN ya no están ni siquiera en condiciones de comprar la canasta básica alimentaria. El Nuevo Proyecto de Nación contempla que a partir del 2012, al ganar la Presidencia de la República, el derecho a la alimentación será un derecho constitucional para todo el pueblo de México. No nos dejemos engañar. Lo que les preocupa a los prianistas es el trabajo, la organización y la presencia política de AMLO en todos los ámbitos de la vida nacional. Su prestigio y su autoridad política y moral recorren el país y su aceptación electoral se mantiene en permanente crecimiento. Esto es lo que realmente preocupa a los priistas y panistas. Aunque no lo quieran reconocer, AMLO les lleva kilómetros de ventaja en cuanto a propuestas de gobierno. Les quita el sueño que ya haya recorrido uno a uno los municipios del país, recogido las demandas de la gente, organizado Comités en  más de 27 mil Secciones Electorales, que haya entrado en contacto con el México profundo y que en todo el país se esté construyendo   la columna vertebral del cambio verdadero, llamado Movimiento Regeneración Nacional, MORENA

 

Lo que el PRI y el PAN proponen en la Asamblea de Representantes no va a pasar. La fuerza y la autoridad de AMLO están en los resultados de su gobierno, en su historia personal, en su trabajo, en su honradez, en sus propuestas para sacar al país de la crisis en la que lo tienen los dos partidos de derecha. Estar del lado del pueblo es lo que lo hace diferente con el resto de los “adalides” mexicanos. Lo critican y ensucian su nombre porque a la vista de la mafia y de los “dirigentes” venales es el líder que quiere el pueblo de México y el único que tiene la capacidad y el apoyo para lograr el cambio verdadero. Va a ganar la presidencia porque los que lo apoyan son más que los de la mafia. Los sesenta millones de pobres no pueden seguir votando por los que los mantienen en la inopia. La clase media haría mal en sufragar por los que la han despojado de esa cualidad y la han empobrecido hasta casi desaparecerla. Los jóvenes sin escuela, sin empleo y sin esperanza de nada; los campesinos, los adultos mayores, los indígenas y los olvidados de siempre; hoy votarán por AMLO porque es el único que les dará un país de trabajo y de justicia. Los que le robaron la presidencia en el 2006 le han impuesto a México la peor crisis de que se tenga memoria. Es cierto que tienen el poder y que van a hacer lo indecible para conservarlo, pero los ciudadanos se cobrarán esa afrenta votando en el 2012 por AMLO. El tiempo de los mafiosos ya se acabó. Ahora viene el tiempo del pueblo y este pueblo sabe que lo mejor del futuro, apenas está por  llegar.

0
comentarios
Ver comentarios