August 15, 2019 03:27

Los auténticos Pejezombies

Pejezombies
Al Peje le aburre El Capital de Karl Marx (particularmente el capítulo titulado “la transformación de la tasa de plusvalía en tasa de ganancia”)internet

 

Milenio y otros medios salieron raudos a criticar al presidente López Obrador porque se reunió con Jared Kushner en casa de Bernando Gómez, ejecutivo de Televisa.

Llama la atención que estos medios, que obligaron a sus trabajadores a firmar renuncias masivas de manera deleznable, injusta y despiadada, ahora se conviertan en feroces críticos moralistas, cuasi-izquierdosos y dogmáticos.

Lo cierto es que éstos medios, además de hipócritas y socialmente irresponsables, destilan veneno por ce-los.

Cuando la columnista Verónica Malo se atrevió a señalar las cosas por su nombre (en su columna de SDPNoticias: “Crisis de celos de los medios por la reunión de AMLO en casa de Bernardo”), un tuitero de nombre Carlos Saidén, hasta le escribió: “Los celos son sentimientos fifís, sin duda, los sin nada no tienen el privilegio de sentirlos” (¡Ay güey! ¿Los celos son “un privilegio”, en vez de un padecimiento? ¿Los sin nada no sienten celos de los que sí tienen algo? ¿Si un sin nada canta la canción de Napoleón “Tengo celos”, se está volviendo fifí?)

Yo confieso que sí tengo celos de que el Peje no me haya invitado a su reunión, pues yo sí merecía estar allí: Tampoco hablo inglés y el presidente hubiera tenido con quien platicar.

La cuestión es que los auténticos Pejezombies son aquellos que quieren estereotipar a Andrés Manuel López Obrador, pues reaccionan cual bots programados. Para ellos, no es tan importante la lucha contra el huachicol, el saneamiento de Pemex, la estabilidad del peso, ¡sino que el Peje se reunió con un amigo suyo de Televisa! ¡Casto Señor San Vicente!

Antes de que le saquen más trapitos al sol a mi querido Peje, me adelanto y revelo lo siguiente:

El Peje le va al América (y los pumas les parecen re-maletas).

Al Peje le hace reír más “Guerra de chistes”, que Jesusa Rodríguez.

Al Peje le aburre El Capital de Karl Marx (particularmente el capítulo titulado “la transformación de la tasa de plusvalía en tasa de ganancia”).

El Peje no tiene El Capital del Fondo de Cultura Económica, sino una edición fifí.

El Peje prefiere las novelas policíacas de Raymond Chandler a las de Paco Ignacio Taibo.

El Peje ha probado el caviar (aunque prefiere las empanadas de pejelagarto).

El Peje no tiene discos de Los Folkloristas, Tehua ni Óscar Chávez, oye pura música electrónica, con lo mejor del euro-dance.

El Peje ha pedido el Uber caro.

El Peje no fuma cigarros sin filtro (ni bebe cerveza Victoria).

El Peje no se sabe La Internacional (solo las rolas de la Internacional Sonora Santanera).

0
comments
view comments