México tiene una oportunidad para el desarrollo regional: Francisco Fuentes Saldaña

energia
En el año 2013 se produjo una reforma energética en México que cambió de forma importante las reglas del juego. Archivo

México tiene al menos cinco oportunidades estratégicas para el desarrollo regional en materia de energía

En un texto publicado en la Revista del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la Facultad de Derecho de la Universidad Anáhuac, Iuris Tantum, el consultor Francisco Javier Fuentes Saldaña, ex funcionario de PEMEX, menciona que en el año 2013 se produjo una reforma energética en México que cambió de forma importante las reglas del juego.

Mucho tiene que ver que a partir de la reforma el capital privado y la inversión extranjera son aceptadas en actividades relacionadas con el petróleo, el gas y la electricidad con los consiguientes cambios regulatorios, el nuevo andamiaje de autoridades y reguladores e impactos esperados en el país.

En su publicación menciona que México, es una de las diez principales economías del mundo en materia energética, tanto por su producción prospectiva de crudo y gas, como por su demanda de energéticos. Su ubicación geográfica lo potencia como un eslabón estratégico en el mercado energético a nivel global.

Dentro de los principales desafíos para el Estado Mexicano se encuentran, por un lado, la instrumentación de la reforma energética, generando un marco regulatorio ágil, eficaz y transparente; por otra parte, aprovechar el potencial de las grandes inversiones en los proyectos de energía en beneficio de su economía, con el desarrollo de cadenas productivas locales y finalmente, consolidar un mercado competitivo que, al tiempo que incremente la seguridad energética, genere precios competitivos de los energéticos para el desarrollo social equilibrado del país.

Con este enfoque, México tiene al menos cinco oportunidades estratégicas para el desarrollo regional en materia de energía: hidrocarburos convencionales y no convencionales y petrolíferos; gas natural; las energías renovables; las Zonas Económicas Especiales y la creación de Agencias Estatales de Energía a nivel local. Todo ello, soportado mediante el desarrollo de una logística adecuada que propicie un crecimiento económico sustentable

De acuerdo con Francisco Fuentes Saldaña, considera que una pieza clave para la implementación exitosa de la reforma energética y detonar el desarrollo regional es la creación de Agencias Estatales de Desarrollo Energético, que sirvan como una ventanilla única, para la concreción de proyectos y cuente con la capacidad para formar empresas de propósito específico y nuevos modelos de negocio para la incubación de proyectos.

Este enfoque aporta un nuevo rol de los subgobiernos como promotores de políticas públicas y proyectos en materia energética considerando la tendencia internacional.

De esa forma sería viable que dichas Agencias se crearán como organismos públicos descentralizados por servicios, con personalidad jurídica y patrimonio propios, con amplias facultades jurídicas, financieras, técnicas y operativas, con el objeto de tutelar los intereses de los habitantes y agentes económicos del Estado, a fin de impulsar acciones para consolidar la transición energética, así como para promover y participar en la creación de nuevos modelos de negocio que al tiempo de obtener precios y tarifas competitivas, permitiendo a los Estados capitalizarse con nuevos ingresos que se destinarían a iniciativas para el desarrollo energético regional sustentable.

0
comentarios
Ver comentarios