Once Varas. Contra la chaqueta

Congreso de Nuevo Leon
Congreso de Nuevo LeonEl Norte

Renunciaron a la bancada del Partido del Trabajo en el Congreso de Nuevo León y se fueron a reforzar al PRI

Con un solo click de búsqueda en la Internet, se encuentra uno con que la palabra “chaquetear” es un “verbo intransitivo”, con dos significados:

“1.- Coloquial: Huir o acobardarse ante una situación arriesgada”.

“2.- Coloquial (España): Cambiar de partido o de ideología de forma interesada”.

A mí me parece que acá en México el uso más popular es el segundo, para el caso de nuestros políticos, a quienes también se les acomoda el verbo mexicano “chapulinear”, que significa “brincar con ventaja, cambiar de un partido político a otro, cambiar de opinión de forma radical”.

El caso es que estas dos definiciones se ajustan perfectamente al caso de los diputados Esperanza Rodríguez y Zeferino Juárez, quienes supuestamente renunciaron a la bancada del Partido del Trabajo en el Congreso de Nuevo León y se fueron a reforzar las menguadas fuerzas de las filas del otrora “partidazo”, el Partido Revolucionario Institucional (PRI) que con la huida de Marco Antonio González Valdez, estaba quedando en franca minoría.

Con este movimiento, el de los petistas volviéndose priistas de la noche a la mañana, la fracción tricolor podría empatar a la del Movimiento de Regeneración Nacional, como las dos más numerosas después de la del Partido Acción Nacional.

Los analistas políticos adelantaron que “se fortalecerán Morena y el PRI y tendrán de aliados en momentos de decisiones históricas al PT”.

Otros cantaron victoria al son de “y daban por muerto al PRI en el Congreso...”

Pero, la siempre acertada columna política “Cerro de la Grilla”, del periódico Crucero que, como dirían los clásicos, “tan atinadamente dirige” Omar Elí Robles, tiene otros datos:

“Cebaron el préstamo de diputados del PT al PRI”, encabeza el editorial, que abunda:

“Pues que nada, que el grito de Yeikolita, alias Yeidkol Polenvsky, surtió efecto y el Jefe Peralta junto a la señora Olga Sánchez Cordero hicieron la llamada a Beto Anaya, quien muy convenientemente, anda en Sudamérica, ilocalizable, dijeron en el PT.

“Pero la señora magistrada pudo localizarlo y le dijo que es muy poco apreciable eso de que le preste dos diputados a la fracción del PRI en el Congreso Local, para empatarse con MORENA… Le avisaron que si culmina esa operación puede olvidarse de cualquier alianza con MORENA en el 2021...

“Y ni modo, el Beto tuvo que Ilamarle a la profe Lupita para echar por tierra el acuerdo...

“La profe Lupita llama al diputado Zeferino Juárez Mata para que cancelara el tatuaje de Plutarco Elías Calles en la nalga derecha... ino se van!”

¿Será verdad?

[email protected]

@obedc

0
comentarios
Ver comentarios