August 15, 2019 03:27

Opositores a la 4T: ¿Sabían que para neoliberales ser corrupto no era delito?

Amlo
La 4T trabaja arduamente, pues, para lograr que todo servidor público esté obligado a ser el mejor ejemplo para el ciudadano.Internet

En todos los informativos del presidente, éste hace alusión a la necesidad de dejar las prácticas neoliberales de haber hecho del dinero su dios.

Pero la purificación de la vida pública de México no es ni será sencilla, aunque estamos e iremos avanzando, ¿nuestra brújula?: los principios éticos. Apoyamos esta cruzada de renovación moral de la sociedad que ha emprendido nuestro gobierno. No entendemos el que se opongan, el que se frustren por ello, como no sea por haber sido impostores o despojados saqueadores. Deserciones, actos de deslealtad, de delincuencia, aún habrá de parte de los servidores públicos o de la sociedad. Porque hemos padecido una gran pérdida de valores, porque el mal ejemplo recibido de dirigentes anteriores fue legendario. Porque importantes medios masivos se vendieron a estos oscuros intereses. Pero México es país de gente buena por naturaleza, lo repetimos, no como otros lo quieren hacer ver. El Estado de Derecho es y continuará siendo fortalecido en la 4T.

Durante los últimos veinticinco años, constitucionalmente no fue la corrupción considerado delito grave. Imagínese usted. La gente común no sabíamos esto. Obvio que los neoliberales estaban al tanto de este hueco constitucional ¿o no lo estaban? Así pues, resulta un shock que hoy de tajo ya no se permita la impunidad, por ende, se lo pensarán dos veces antes de actuar corruptamente porque ya no se protege a los criminales, tantas veces pillos enmascarados de ciudadanos respetables; tantas otras politiquillos de quinta con atuendo falso de buenos samaritanos ofreciendo a la gente efímeras dádivas para ejecutar simulaciones.

El poder judicial está y permanecerá siguiendo sus investigaciones, sus procesos delincuenciales, ese es su trabajo paralelamente al poder ejecutivo. Estamos presenciando sus pesquisas exitosas y las que vendrán, poco a poco irá llegando la justicia. Los legisladores--que se deben al mandato del pueblo—deben ponerse a trabajar para fortalecer y para poner orden en la Constitución, para describir con claridad qué vigilancia y cuáles serán las conductas penadas en el ejercicio de los ministros de la corte, ministerios públicos, jueces o magistrados, un aparato que con frecuencia servía intereses económicos turbios, no constitucionales, y aún permanece infectado seguramente, pero con éstas políticas públicas el aparato judicial de arriba a abajo habrá de irse saneando.

La 4T trabaja arduamente, pues, para lograr que todo servidor público esté obligado a ser el mejor ejemplo para el ciudadano. Aquellos que imparten la justicia cargan una responsabilidad aún mayor en este sentido, porque si no fuesen capaces de actuar con la dignidad que este vital cargo merece deberán ser inmediatamente cesados o castigados según lo dictamine la ley. Imperante por ello es quitar el fuero a todo funcionario incluido el poder judicial, un aporte democrático importantísimo para enderezar el camino, para instituir el suelo parejo, que a todo servidor público--- incluido el presidente-- se le juzgue sin canonjías ni privilegios, como a cualquier ciudadano común, y vaya a prisión si comete un delito.   

0
comments
view comments