Entre veredas. De chile, mole y de manteca

congreso de sinaloa
Congreso de SinaloaInternet

La capacidad de debate de los diputados de Morena está supeditada a un intercambio de ideas de niños de preescolar

 

IDIOSINCRASIA

No sabemos qué es lo que le pasa a la bancada de Morena en el Congreso de Sinaloa, en especial a dos kamikazes que están obedeciendo sin cuestionar las decisiones y mandatos de la coordinadora de la bancada, Graciela Domínguez Nava.

De todos es sabido que la llegada de la bancada de Morena a través del voto de regalo y la avalancha que originó la votación a favor de Andrés Manuel López Obrador tuvo com creación el peor Congreso de todos los tiempos.

Pues hasta el momento la bancada de Morena se ha dedicado solamente a ejercer un trabajo como izquierda, sin entender que las cosas deben de servir como escalafón para poder operar a favor del estado.

Morena no le interesa Sinaloa, no levanta la voz desde el Congreso para exigirle a su presidente Andrés Manuel López Obrador que apoye con más recursos para el estado para sacar del “hoyo” en el que están los pobres de acuerdo a su corta visión.

Morena no está interesado en los campesinos, no está interesado en las guarderías, no está interesado en que le vaya bien al estado, sólo le interesa ver la paja que hay en el ojo ajeno, sin ver los errores de los que son parte.

Está más que claro que el corral de Graciela Domínguez se está incrementando sobremanera, pues tiene varios kamikazes que están dispuestos a todo, sin saber siquiera en lo que se están metiendo.

Ayer sesionó la Comisión Permanente, y a pesar de que Graciela Domínguez no estuvo, se dejaron sentir las órdenes férreas hacia sus más fieles creyentes, Pedro Álvarez y Yeraldine Bonilla.

Estos dos diputados han mostrado en múltiples ocasiones que no saben ni la O por lo redondo en temas torales, como lo es conocer la Constitución, ni la nacional ni la estatal, sólo se basan en el dictado que le da.

La capacidad de debate de los diputados de Morena está supeditada a un intercambio de ideas de niños de preescolar, carentes de bases, de estructura, fundamentados en la ley, sólo dicen lo que le va saliendo de su cabeza, y muchas veces no las conectan con la lengua.

A pesar de todo lo que están haciendo, en el Congreso, hay desesperación de Morena que sus “acciones” y “gestiones” que se limitan a vociferar en tribuna no permén como tenían pensado a su llegada al Congreso.

Sería bueno, que los diputados de Morena tuvieran un examen de oposición para saber qué tanto conocen de leyes, es necesario que se haga algo así para comprender la razón o entender por qué actúan así.

El tema es que ambos diputados, no saben lo que les espera si siguen confiando de manera ciega en lo que les mandan a hacer, tanto Álvarez como Bonilla sólo siguen instrucciones sin tener conocimiento del tema.

Parece inverosímil que existan temas que realmente ocupen del interés de la agenda legislativa de Morena, y no con algunos asuntos legislativos que les correspondan a otras instancias.

El tema es tal que cuando Morena propone al pleno acciones a favor de cierto grupo, no las cabildea bien y resulta que se les voltea parte de la bancada, como lo es en el caso de la ley de convivencia.

Así es que tenemos una “representatividad” pobre, sin inteligencia, sin debate, sin ideas, sin razonamiento, con mucha cerrazón, y con una sed de venganza de todos los que osen cuestionar a la cuarta transformación.

Graciela le está cumpliendo a su jefe político, bien domesticada, obedeciendo a cabalidad todas las intenciones del senador Rubén Rocha Moya que quiere buscar la candidatura a gobernador.

Los diputados de Morena en el Congreso no apoya con una sola despensa, un sólo programa de beneficio social de su salario como legisladores a pesar de que ganan muy bien.

La bancada de Morena en el Congreso está para llorar, pues ataca sin sentido, y cuando quiere dar una estocada, simplemente, le sale el tiro por la culata.

Graciela y su banda de forajidos tiene que ponerse las pilas en darle respuestas a los sinaloenses. Lo hemos dicho, son pocos los de Morena que tienen buen cerebro, y que hacen cosas buenas, pero los otros, simplemente los excluyen.

Así las cosas.

 

Quien no se anduvo entre las ramas, y ahora sí dio una, fue el alcalde de Escuinapa, Emmett Soto Grave al denunciar que empresas y edificios de partidos políticos que recibieron el favoritismo de otros gobiernos y pagan 35 pesos de cuota mensual por agua potable.

El presidente municipal, señaló que esa lista de favorecidos fueron el PRI que pagaba esa cuota y la CTM, a la cual pertenece el sindicato de la Jumapae, que no pagaba ni un peso y que incluso el hotel San Francisco tenía una cuota de mil pesos al año.

Además, balconeó a las oficinas del PAN en Escuinapa que tiene un adeudo de seis mil pesos de la junta alegando que el mismo alcalde no les paga las prerrogativas para poder saldar ese adeudo.

Soto Grave señaló que ahora sí, van contra el abuso y buscarán que la captación suba sobremanera, pues hasta dentro de la misma junta los empleados favorecen con la llamada “clave 7” a sus familias al exonerarlos del pago de agua.

El tema de este abuso que se ha cometido por años, da muestra que también hay intenciones por parte del alcalde, quien ya comenzó a apretar tuercas luego de tanta pifia en otros meses.

Se comenta que hay más empresas en la lista, pero aún así todavía falta ver el estudio que se hará.

 

Morena reconoce el trabajo que realiza el gobierno del estado de Sinaloa y la Auditoría Superior del Estado en manejo de las finanzas, al ser destacados por el Auditor Superior de la Federación, del Gobierno de Morena, David Rogelio Colmenares Sámano.

El funcionario federal estuvo en Sinaloa, donde no fue empático con el estado por realizarse una reunión sobre el manejo del a transparencia, apenas el .1 por ciento con observaciones que lo vuelven uno de los más bajo de todo el país.

Colmenares Sámano respaldó el trabajo de la auditora Emma Guadalupe Félix Rivera, al reconocer que el trabajo del auditor no es fácil, por esta razón ya se inició un proceso de federalización para que sea la ASF quien también audite los congresos locales como el de Sinaloa, pues no tenía a nadie que lo auditara.

Es notable que sea un funcionario de un gobierno de partido contrario al de Sinaloa que destaque al estado y reconozca el trabajo que realiza el gobierno del estado junto con su equipo en el manejo transparente de recursos.

Pero llama más la atención que la visión de la ASF, del mismísimo gobierno federal difiera de lo que se ha señalado por los diputados de Morena, que incluso, según ellos, no aprobaron las cuentas del Estado.

Por citar una diferencia, en Oaxaca se presentaron observaciones por el orden de los 2 mil millones de pesos, Sinaloa en comparación con otras entidades tiene observaciones mínimas que no afectan la Hacienda Pública.

El tema es que la misma federación reconoce este trabajo. 

0
comentarios
Ver comentarios