September 23, 2019 07:28


PRD, última llamada

PRD
La carrera por la gubernatura en el 2021 será el principal parteaguas para el partido a nivel estatal y por supuesto a nivel nacionalInternet

Nada es producto de la casualidad, sino de la causalidad.

Los hechos son los que sustentan la realidad del partido de la revolución democrática en su ejercicio político. En estos momentos su existencia pende de un hilo; se encuentran ante una situación que por supuesto recae en la responsabilidad de muchos actores, grupos, y cuadros que han tenido injerencia en la toma de decisiones.

En la actualidad, la dirigencia nacional busca las herramientas y mecanismos que permitan posicionar nuevamente al partido para que sea competitivo en las nuevas elecciones que se llevarán a cabo en varios estados de la república, y por supuesto en Michoacán en el año 2021.

Su primera etapa de reconstrucción se dará en las renovaciones de las dirigencias municipales y estatales. Una prueba importante para el partido; actualmente el PRD: está trabajando en la metodología de afiliación y re- afiliación. Hay que tomar en cuenta que en las pasadas elecciones el partido contaba con más de cuatro millos de afiliados según datos del comité ejecutivo nacional; un número, que quizá estaba mermado por las diferentes corrientes al interior del partido, y por los padrones en la base de datos.

Pero eso es cosa del pasado; en las elecciones que se llevaron a cabo en el 2018 el PRD obtuvo más de un millos y medio de votos. Es lógico pensar en muchos factores y elementos que permearon en la decisión de la militancia; el arrastre de Andrés Manuel López Obrador, y las alianzas que edificaron con los partidos acción nacional y movimiento ciudadano; una apuesta que significo prácticamente el desfonde y la fuga de simpatizantes al movimiento regeneración nacional.

La reacción y acumulación de algunos manejos al interior del partido, terminaron por sepultar prácticamente el curso de uno de los partidos que constituían un peso importante en el mapa político de nuestro país.

Se tiene que remar contra corriente; hay muchos cuadros que siguen trabajando para poder renovar y cambiar la ruta que posicione nuevamente al PRD: sobre todo en el estado de Michoacán, que sin duda constituía uno de sus principales epicentros.

Se puede discrepar y disentir de muchos aspectos que conllevan al debate, y sobre todo a la corriente te de opinión sobre las principales necesidades, y parte de la agenda política que debe priorizar al partido; pero lo que urge, es precisamente recuperar el sentido y los valores que llevaron a la cúspide en algún momento al PRD.

Por estas y por muchas razones el partido de la revolución democrática, tiene una nueva oportunidad de reivindicar el otrora; es posible que el camino sea muy complejo, ya que MORENA ha sido progresista y ha robado prácticamente la agenda política y social al PRD. López Obrador tiene el domino y control total de las estructuras de gobierno; sin embargo, el PRD debe figurar en el terreno político siendo un partido responsable, y sobre todo objetivo con sus principios y doctrina política.

La carrera por la gubernatura en el 2021 será el principal parteaguas para el partido a nivel estatal y por supuesto a nivel nacional; en estos momentos el PRD fraguo de nuevo alianzas con el partido acción nacional en el estado de Puebla: que en definitiva, regresa a la misma estrategia del 2018. Dentro del análisis que realizamos en este espacio, podemos criticar que el tema de la coalición con el partido acción nacional, ha representado parte de la decadencia del PRD como estructura política de izquierda; es cierto, las alianzas pueden representar la diferencia, pero se pueden construir desde otro sentido, desde otra óptica; el paradigma político del PRD debe ser mediante la adhesión de sus fuerzas populares y sociales; volver a las bases; construir asambleas y ganar nuevamente la confianza de la sociedad; pero no con la consigna de la descalificación, ni mucho menos del desdén : sino desde el sentido de la responsabilidad y ética social.

Hay que aprovechar el liderazgo de muchos personajes que trabajan sin los reflectores; ellos son los que conocen la necesidad de la sociedad, su sentir, su pensamiento y sus carencias. AMLO ha si construyo su apoteosis y fue siempre criticado; más de una década de campaña y recorridos por las comunidades y municipios de la extensa geografía mexicana; los resultados son trascendentes: dos elecciones prácticamente ganadas; una que fue arrebatada por los poderes del sistema que representaba el PAN en el 2006, y la otra con una aplastante victoria, pero desde las siglas de un nuevo partido.

El PRD tiene su última llamada; su militancia que comparte la doctrina de la revolución: tiene la esperanza de que el partido resurja de los tropiezos que ha tenido a consecuencia de las malas decisiones; simular no; sino generar las condiciones necesarias mediante al trabajo arduo con sus bases. De no hacerlo el partido estará condenado a pasar a la sombra como lo han hecho varios partidos políticos.

0
comments
view comments