“Chinguen a su madre, qué manera de legislar”

muñoz ledo
Porfirio Muñoz Ledo Mario Jasso / Cuartoscuro

¿Quién sabe lo que estaba pensando en ese momento Muñoz Ledo?

Registra SDPnoticias: “El todavía presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, Porfirio Muñoz Ledo, soltó un ‘que chinguen a su madre, qué manera de legislar’ durante la votación de la reforma a la Ley Orgánica del Congreso”.

También: “Ante el desconocimiento de diputados del PAN sobre el contenido de los transitorios, Porfirio Muñoz Ledo tuvo que salir al paso y reiteró el sentido de la votación.

“La mentada de madre llegó en el momento en que el experimentado legislador pensó que el micrófono de su escaño estaba apagado y que sólo su compañera de partido, Dolores Padierna, lo estaba escuchando”.

¿Quién sabe lo que estaba pensando en ese momento Muñoz Ledo? Sólo él. ¿Y si, experimentado como es, supo siempre que el micrófono no estaba apagado? Cosas de la política legislativa. En el fondo, Porfirio tiene razón: “qué manera de legislar”. Lo estamos viendo en estos días con el cambio de mesa directiva en la Cámara de Diputados. Lo vimos en el Senado cuando Martí Batres se quiso reelegir y fue parado por Ricardo Monreal.

El asunto menor es quién es el nuevo presidente o presidenta del Congreso. De lo que se trata también, ya que será panista, es incidir en la fragmentación del PAN y quitarle vitalidad legislativa, desde la influencia estatutuaria, a Marko Cortés. Muñoz Ledo sabe más por viejo que por diablo y sus discrepancias políticas con el presidente Andrés Manuel López Obrador no las esconde y López Obrador, inclusive, aplaude la diversidad de opiniones dentro de su movimiento. Así es que eso de recibir línea de Palacio Nacional es otro invento de Pablo Hiriart.

Pensar que legislativamente Morena y sus aliados son una aplanadora es no entender las negociaciones. El problema del PAN y sus legisladores, es que no se han puesto de acuerdo con su dirigencia partidista. Y, aunque usted no lo crea, Mario Delgado, Porfirio Muñoz Ledo y Ricardo Monreal siguen haciendo política de composición, no de conflicto.

0
comentarios
Ver comentarios