September 16, 2019 16:33


¿Podría un Jalisco inconforme, revocar el mandato al gobernador?

AMLO
En su visita a Jalisco cuando desde Guadalajara se emitió la conferencia mañanera, el presidente fue cuestionado por periodistas de la entidad sobre los actos de corrupción del gobernador.Foto propiedad de: Internet

La rectitud moral va por delante cuando se sirve a los intereses del pueblo, así como al ejecutar acciones relacionadas con el presupuesto que al pueblo corresponde. Es decir, el gobierno federal o de cualquiera de los estados de la república, al ejecutar contratos de obras o de servicios con nuestro dinero, serán vigilados y en su caso denunciados gracias a la vuelta de timón, a la moción de implementar la transparencia gubernamental en el manejo de nuestros recursos. Se reconoce y ha reconocido a través de su vida pública y privada a nuestro presidente AMLO, por esa cualidad de poseer la valentía--no tiene cola que le pisen—para ser transparente tanto como para enfrentar con humildad la corrección de algún error de mención cometido, alguna falta de veracidad en declaración previa, que nadie como lo sabemos está exento de cometerlas.

En su visita a Jalisco cuando desde Guadalajara se emitió la conferencia mañanera, el presidente fue cuestionado por periodistas de la entidad sobre los actos de corrupción del gobernador. Ahí estaba el acusado sentado con desfachatez y nomás sonrió entre cínico y temeroso al escuchar el cuestionamiento. El presidente salió al quite para no generar más controversia contestando que pensaba que el estado de Jalisco tenía hoy un “buen gobernador”. Pero AMLO conoce bien la trayectoria de este individuo demagogo con blanda moral, falso y traicionero. Sabe que posee tendencia a corromperse, y he aquí el error en que cayó el presidente respecto al señalamiento que hizo sobre este hombre repartidor de canonjías que hoy gobierna Jalisco. Por ello pedimos aclare su postura.

Las imputaciones hoy conocidas—habrá más-- contra este gobernador son: tráfico de influencias, abuso del poder, corrupción financiera a alto nivel, emanadas de una exhaustiva investigación que ya existe al respecto, donde el hilo llega hasta el desaparecido Emilio Lozoya. El presidente debe desdecirse, porque si no lo hace luce como cómplice sin serlo. Su aseveración de “buen gobernador” fue en son de paz, pero dada las circunstancias, no puede hacerse de la vista gorda ante estos actos, porque el gobernador de Jalisco ha engañado a su pueblo, lo ha defraudado porque gobierna—y ha gobernado cuando fue dos veces alcalde-- para beneficio de unos cuantos, traicionando descaradamente los principios de la 4T, ¿podría ser éste el primer gobernador cuyo mandato fuese revocado por la mayoría de un pueblo inconforme?

0
comments
view comments