Percepciones. Parejo

DINERO PARTIDOS
Mucho nos hemos quejado millones de mexicanos del dinero que se otorga a los partidosInternet

Ya basta de politizar y partidizarlo todo, hasta el dinero que reciben.

 

Lo que no es parejo es chipotudoRefrán popular

En medio del sainete que se traen con que los partidos políticos deben donar parte de sus prerrogativas a la adquisición de equipos y materiales para el combate al Coronavirus, de pronto recuerdas que ya antes Morena había renunciado al 50 por ciento de esos dineros, por lo que si ahora anuncia que designará el 50 por ciento, terminará con apenas un 25 por ciento del presupuesto original.

Y pareciera, pero el asunto no es un tema menor en términos de política y democracia, porque es claro que lo que el partido en el poder intenta es matar de inanición a sus adversarios; y vaya que lo han intentado.

En momentos así es cuando te pones a pensar en que la base para la asignación de dineros públicos a los partidos políticos atiende a una premisa errónea en la que se premia a los triunfadores de la elección anterior sin privilegiar una verdadera democracia.

Mucho nos hemos quejado millones de mexicanos del dinero que se otorga a los partidos, por lo que en vista de que el tema se ha convertido en el centro de disputas, además de que los que más tienen buscan aplastar a los que menos al renunciar a esos dineros, va siendo hora de modificar los criterios y sentar bases más justas.

¿No sería posible establecer una tabla con una asignación específica y dividirla en, por ejemplo, tres grupos? ¿Es iluso pensar en que los institutos políticos cuenten con una asignación normal por año y una extraordinaria cuando existan elecciones y dependiendo del número de procesos se incremente el presupuesto pero sólo en esos periodos?

No hay que dar tantos brincos cuando el suelo está parejo, pero es que así debería jugar la democracia, con piso parejo para todos o por lo menos más equitativo, porque tampoco vamos a estar de acuerdo en que los eternos propietarios de franquicias (usted ya los conoce) se embolsen nada más porque sí un montón de billetes.

La medida serviría además para, de una vez por todas, darles un bajón de dineros y que los mexicanos puedan destinar esos recursos a tareas más esenciales. Ya basta de politizar y partidizarlo todo, hasta el dinero que reciben.

[email protected]

0
comentarios
Ver comentarios