De los incluidos y excluidos a la Boda Real

Acerca de la “Boda Real” ya hemos escuchado bastante, siempre hay algo. Lo bueno de que acabe esta semana es eso, que se llevará a cabo el evento y dejaremos de escuchar un poco de ello; sólo un poco porque seguramente se seguirán mostrando comparaciones, notas y demás como uno de los “eventos del año” así como no hemos dejado de escuchar noticias de las realezas extranjeras por años.

 

No se puede dejar pasar el motivo de celebración, una fiesta nacional que muchos esperan. Del extremo plan policiaco que se implementará y de aquellos invitados reales a la boda.

 

De los invitados quizá lo único que no he escuchado es acerca de los excluidos y los que esperan vacantes “sólo por si acaso”. Invitados están los integrantes de la familia real, las principales familias reales extranjeras, actores y amigos.

 

De éstos han surgido algunas interrogantes, primera y una de las que no se han podido excusar adecuadamente es por qué sólo algunos sí…

 

entre los excluidos están los ex primer ministros laboristas Tony Blair y Gordon Brown, el primero de ellos, ni porque ayudó en gran medida a la imagen de la familia real, fue invitado, la excusa es que son parte de otra cuestión, por ejemplo Margaret Thatcher y John Major también ex primeros ministros son miembros de una orden más noble, éstos tienen preferencia y claro hay un límite para cada sector de los invitados para poder contemplar a los demás sectores. Sin embargo, parece ser una cuestión política, los sí invitados responden a orientaciones más conservadoras y sin polemizar a la misma familia que la reina Isabel II ha luchado por mantener en el orden de lo posible.

 

Entre sus invitados extranjeros están aquellos que apoyan regímenes considerados “tiranías”, cuestionados en líneas de derechos humanos y amplias demandas sociales, basta ver que algunos de ellos tienen graves problemas internos de democracia, y otra gran parte son territorios de consecuentes movilizaciones sociales como en Arabia Saudita, Omán, Brunei y hasta Bahréin (que finalmente no asistirá), sólo por citar algunos.

 

Parece ser que sus invitados siguen un patrón de las celebraciones y bailes reales que podíamos leer en algunas historias: conservadores, afines al régimen y autoritarios en diferentes niveles.  Pese a ello, deben ganarse su lugar. No es así para los funcionarios de Malawi ya invitados a la boda, quienes no podrán asistir por haber expulsado en último momento al Alto Comisionado Británico en el país, Fergus Cochrane-Dyet, la razón: haber hecho comentarios como que el presidente malawiano es cada vez más autocrático.

 

Y sí, posiblemente, Malawi sufre ya diversas protestas que van entre demanda de combustibles, demandas sociales y estudiantiles, pero se han mantenido hasta ahora. El país se ha considerado pro-occidente y es cuestionado por organizaciones de derechos humanos por imponer medidas poco tolerantes con sectores de la población, y aunque Reino Unido es su principal socio ha decidido que ya no serán invitados.

 

Otra cuestión es por parte de quienes quieren dar por terminada la monarquía, principalmente el grupo antimonárquico Republic, quienes han anunciado posibles boicots a lo largo de los festejos y a los que se suman varias sociedades en esta idea. Quedan además todas las acciones, gastos e intervenciones que Reino Unido apoya y que forman un amplio sector de razones para destituir a la cada vez más dañada monarquía.

 

Finalmente, sin duda si aún existen los reyes será un gran evento que podremos ver en todo el mundo, quienes querían ver a Obama o a Sarkozy o quizá aún a Calderón al lado de Mr. Bean (que sí fue invitado), esto no podría ser contemplado aún en las listas, debido a que la ceremonia es del hijo del hijo de la reina, y  no se contemplan para ello invitaciones a Jefes de Estado. Aún así se les desea un buen augurio a la pareja, que esta ceremonia funcione para levantar un poco la crisis real y las inversiones que se hicieron para ello, y ya que algunos fueron descartados, quedan las vacantes para pocos invitados sí y sólo sí cumplen los requisitos de hoy para mañana y aún puedan asistir. 

0
comentarios
Ver comentarios