Ciudades mexicanas; estacionadas en la mediocridad

cdmx
cdmxInternet

Viena se consolidó como la mejor ciudad del mundo para vivir, al ocupar por décimo año consecutivo el primer sitio en el Ranking de Calidad de Vida, realizado por la consultora internacional Mercer.

Claro, apenas tuve acceso al estudio me di a la labor de buscar el lugar que ocupaban las ciudades mexicanas.

Sentí normal que no estuvieran en los primeros 10 lugares... Normalidad que fue cambiando en inquietud primero... Y molestia después, conforme bajaba la vista y veía que no, tampoco estaban entre los 20... Los 30.... O los 50...

Chingao... Bajé hasta el lugar 100 y nada...

Ya hasta penita sentía...

Una vez superada la barrera psicológica de la centena ya poco importaba la posición.

Yo solo importaba, eso sí, que no figuraran entre o cerca de las 10 peores ciudades de la lista, compartiendo categoría con seis zonas urbanas africanas (Bangui, Jaurtum, Yamena, Brazzaville, Kinsasa y Conakri), dos de oriente medio (Damasco y Saná), una americana (Puerto Príncipe) y una europea (Minsk).

El estudio de Mercer deja muy claro que la mejor calidad de vida está en Europa, con 13 ciudades de la región entre las primeras 20 de la clasificación.

Me vine encontrando a Monterrey y la Ciudad de México, dos de las zonas metropolitanas en todos los sentidos más importantes de nuestro país, dos orgullos nacionales pues, ocupando horrorosos lugares 113 y 129, respectivamente, en la tabla, junto con una nota de Mercer que deja muy claro que en gran medida la mala calificación obedece a la “violencia constante relacionada con los cárteles y las altas tasas de criminalidad”.

¡Ouch!

El cuadro de honor del Ranking de Calidad de Vida 2019 de Mercer establece que las 10 mejores ciudades del mundo para vivir son, en ese orden; Viena (Austria), Zúrich (Suiza), Vancouver (Canadá), Munich (Alemania), Auckland (Australia), Düseldorf (Alemania), Frankfurt (Alemania), Copenhage (Dinamarca), Ginebra (Suiza) y Basel (Suiza).

Las capitales más importantes de Europa mantienen los sitios que han ocupado en los años recientes: Berlín el 13, París el 39 y Londres el 41.

En tanto que en América, empezando por Vancouver, con el ya mencionado lugar 3 global, las ciudades canadienses son las mejores, en Estados Unidos todas las ciudades analizadas cayeron lugares este año, con excepción de Nueva York, que subió un lugar para llegar al 44...

En lo que respecta a América Latina la mejor posición es de Montevideo (Uruguay), que ocupa un muy buen lugar 78, seguida por Buenos Aires (Argentina) en el sitio 91, San Juan (Puerto Rico) en el 92, Santiago (Chile) en el 93 y Panamá en el 97.

Siguiendo en América Latina encontramos ya por debajo de la línea de flotación del lugar 100 a Brasilia (Brasil) en el lugar 107, San José (Costa Rica) en el 108, y las ya mencionadas Ciudad de México y Monterrey ocupando las posiciones 113 y 129.

Y bueno, solo por si alguien se lo preguntaba, la antigua joya venezolana, Caracas, se ubica en el lugar 202 de entre las 231 ciudades evaluadas en calidad de vida, y en el último de la lista en lo que corresponde al tema de seguridad... Un desastre bolivariano, pues...

Se trata de la vigésima edición de este estudio, realizado analizando 10 categorías y 39 subcategorías, que contemplan fundamentalmente aspectos económicos, políticos, sociales, ambientales y culturales.

A pesar de que en nuestro país poco se ha dicho de este estudio, quizá en buena medida porque las ciudades mexicanas tronaron el examen, resulta relevante porque define calidades de vida a partir de criterios que permiten entender procesos económicos encaminados lo mismo a entender el clima de negocios, que al tractivo que cada país y ciudad puedan representar como imanes tanto para la inversión extranjera, como para el capital humano de los grandes corporativos internacionales.

Porque resulta fácil entender que habrá pocos capitales dispuestos a llegar a ciudades mal clasificadas, y que quienes decidan hacerlo tendrán problemas para convencer a sus ejecutivos para mudarse a ellas.

Melissa Mata Sardi, Líder de Movilidad de Mercer Latinoamérica explica que “mientras las estrategias de negocios se enfocan en invertir y acelerar sus expansiones dentro de los mercados emergentes globales, esto trae consigo la implicación de generar movilidad de talento, para llevar la experiencia, conocimiento y mejores prácticas de mercados maduros, a los nichos en crecimiento; sin embargo, existen barreras de expatriación por las marcadas diferencias que existen en los niveles de calidad de vida de países desarrollados, respecto a los que se encuentran en países en desarrollo, repercutiendo así en la aceptación del empleado y familia, de aventurarse a una asignación hacia Latinoamérica”.

Si tomamos con seriedad este estudio, y tendríamos que hacerlo, resulta fácil entender la importancia de dar total prioridad a un verdadero proyecto integral de Reforma Urbana, que ponga el tema en sintonía con los objetivos tanto del Plan Nacional de Desarrollo, como de cada Proyecto de Ciudad que se genere en el país.

Quizá es tiempo de recordar que calidad de vida y competitividad son un todo que solo se entiende a partir de las radiografías que marquen lo que pase y permitan planear lo que va a pasar en cada región y ciudad del país.

Tenemos ciudades poco eficientes y competitivas...

Es simple; o asumimos este enorme reto y damos total prioridad a todo lo que lleve a revertir esta realidad... O nos sentamos a ver cómo nuestras ciudades se acaban de convertir en el lastre que hunda en definitiva toda posibilidad de desarrollo.

 

Horacio Urbano es presidente fundador de Centro Urbano, think tank especializado en temas inmobiliarios y urbanos

Correo electrónico: [email protected]

Twitter: @horacio_urbano

 

0
comentarios
Ver comentarios