Columnas

Entre Veredas. ¿Encuestas misóginas?

Lorenzo CórdovaINE

Lorenzo Córdova solicitó a los actores políticos que actúen con responsabilidad y compromiso

“El hombre prudente no está dispuesto a someterse a ninguna responsabilidad que su deber no le imponga” Adam Smith

Definiciones

Arranca el proceso electoral en el país. No hay plazo que no se cumpla ni fecha que no se venza. Este 7 de septiembre arranca el proceso electoral más complejo de la historia ante una pandemia por el Covid-19.

Para que se dé una idea, en este 2021 se renovarán más de 21 mil cargos de elección popular, entre 500 diputados federales de la 65 legislatura, 15 gubernaturas, mil 63 diputaciones en 30 congresos locales, así como mil 926 ayuntamientos en 30 estados.

En un mensaje a la nación, el consejero presidente del Instituto Nacional Electoral, Lorenzo Córdova Vianello, solicitó a los actores políticos que actúen con responsabilidad y compromiso ante el arranque.

Porque la búsqueda de la democracia es el propósito que se debe de cumplir a pesar de la pandemia del Covid-19, pues se debe de aplicar una convivencia política pacífica entre los actores y para esto se necesita de mucha organización.

Como ha ocurrido en los últimos años, las elecciones volverán a convocarnos para que todos los actores políticos, de gobierno, sectores sociales, medios de comunicación, autoridades electorales y desde luego la ciudadanía, actuemos con responsabilidad y compromiso democrático”.

Esta convocatoria inicia con toda la reglamentación y organización tanto en lo interno de los partidos como en la conformación de las plantillas de ciudadanos que integrarán los consejos distritales en todo el país, como los estados donde habrá procesos estatales.

Este asunto, terminará el 6 de junio, donde se espera que los 95 millones de personas registradas ante el INE participen en el proceso electoral, Córdova Vianello enfatizó que serán 5 millones de personas más las que se registraron desde las últimas elecciones.

Se prevé además instalar más de 164 mil 550 casillas que son casi 8 mil más que en la última elección federal, lo que representará un reto ante la pandemia para cuidar la sana distancia en la capacitación, en la votación y quienes acudan a emitir su sufragio.

A esto se le debe de agregar que el INE visitará a más de 12 millones de ciudadanos en sus domicilios para reclutar a un millón 480 mil funcionarios de casilla, que colaborarán en el proceso de este 2021.

El Instituto Nacional Electoral se pone en marcha para que sean posibles todos los procedimientos y actividades necesarias para que el 6 de junio de 2021 millones puedan acudir a las urnas para ejercer su voto.

También se elegirá a los 500 diputados federales de la 65 legislatura, 15 gubernaturas, mil 63 diputaciones en 30 congresos locales y mil 926 ayuntamientos en 30 estados.

Córdova Vianello señaló que serán elecciones que requerirán el trabajo coordinado de todas las áreas del instituto: las 32 juntas locales, las 300 juntas distritales, además de los 32 organismos públicos locales electorales junto con sus respectivos concejos distritales y municipales.

Una empresa difícil y complicada por todo lo que está detrás, también que el presidente Andrés Manuel López Obrador está metiendo su cuchara para “democratizar” al INE en este proceso, haciendo latente una intromisión total del Ejecutivo en este organismo.

Un panorama nada alentador, pero esperamos que se respete esa autonomía. Esperemos. Mientras tanto, el proceso electoral 2021 arranca hoy, ya veremos cómo se compone en el camino.

Los caminos de la vida

Alguien está errando el camino y es muy sencillo notar que las casas encuestadoras que están buscando chamba para lograr un espacio en los próximos seis años en Sinaloa y no están tomando en cuenta algo verdaderamente importante.

El tema de la paridad de género en estos momentos está cobrando mucho auge y busca por todos los medios, tanto político como social, acabar y erradicar la misoginia de una vez por todas, para buscar darle un nuevo giro a la sociedad.

En este esquema y bajo esa premisa a las casas encuestadoras se están evidenciando como misóginas; en Sinaloa es un ejemplo, además de no hacer estudios plurales con los diversos actores políticos, omiten otra situación, no incluyen mujeres en ningún partido en la contienda por el electorado.

Y con el tema de la paridad de género hay que recordar que son al menos 7 u 8 gubernaturas, de las 15 que estarán en disputa, donde se tendrá que ir a fuerzas una mujer encabezando la campaña y buscando ganar o refrendar para su partido el gobierno del estado.

Si bien podemos destacar que, en el caso de Sinaloa, se tiene los perfiles de mujeres para poder competir en una carrera para el gobierno estatal, pero hemos notado que, tristemente, no son tomadas en cuenta, misoginia pura.

México ha tenido gobernadoras que han desempeñado bien su trabajo, lo que pone de manifiesto que las mujeres tienen capacidad de gobernar, y en caso de Sinaloa, insistimos, no es la excepción y hay perfiles muy buenos.

Una de ellas, sin temor a equivocarnos, es Rosa Elena Millán, que ha tenido una carrera política buena, eficiente y que donde ha estado ha brindado resultados favorables, ya sea como diputada federal, local o como funcionaria de estado.

Y está considerada como un buen perfil, que no aparezca en las encuestas no quiere decir que no tenga posibilidades, hay que recordar que en este proceso electoral será inédito para Sinaloa, por lo que los partidos deben de echar toda la carne al asador.

Hay otros perfiles con presencia estatal que deben considerarse por lo que han obtenido en su carrera política y también el perfil que tienen, no podemos descartar a la senadora Imelda Castro, a la diputada local Roxana Rubio, y hasta la presidenta del DIF, Rosy Fuentes, puede considerarse, aunque ella se ha descartado siempre.

Otras mujeres que pueden entrar en este esquema es Graciela Domínguez, Diva Gastélum, entre muchos otros perfiles.

El camino está labrado y vale más que se empiece a reconocer el valor de ellas. Esta semana hablaremos de muchos perfiles para otros puestos en esta contienda electoral que se aproxima.

Simplicidades

En Nayarit el PRI y el PAN ya están sintiendo pasos en la azotea, como se dice coloquialmente, por la fuerza que Morena, a través de Nayar Mayorquín, está cobrando en el estado a medida que se acerca el proceso electoral.

Está más que sencillo de explicar: el PRIAN está por ser una realidad en las boletas, si bien antes habían tenido sus acuerdos ahora están dispuestos a ir juntos en las próximas elecciones, pero el trabajo no les va a resultar.

Lo que no entienden es lo que Nayar está formando, y es el tema de que está fortaleciendo los vínculos para que a Nayarit le vaya mejor, de eliminar a los corruptos y saqueadores, como ha ocurrido en el gobierno de Roberto Sandoval y en el Antonio Echevarría.

El tema en este caso es que Nayar Mayorquín está vinculando el trabajo y haciendo el camino para una campaña exitosa, con apego a la lealtad, donde también se verán cuales serán los compromisos con la ciudadanía, en suma abonarle más a su proyecto que va como la espuma.

La idea de una transformación en Nayarit se está convirtiendo en una necesidad, vaya, una exigencia de las personas, es por esta razón que Nayar está creciendo en su aprobación porque ha hecho las cosas como se deben y ese es el camino que debe de tomar.

Nayar representa esperanza para Nayarit, representa cambio, y Morena, a medida que pasa el tiempo, en este estado pone de manifiesto que se tiene mucho por hacer, donde se tiene que darle honra al servicio público y no servirse de él.

Nayarit es la meta de Morena y con Nayar encontrará un buen camino. Tiempo al tiempo.

[email protected]

Facebook, Instagram y Twitter: PeriodistaMarco