Columnas

Entre Veredas. Cambio de rieles

Emilio Lozoya en 2013Misael Valtierra/Cuartoscuro

Una buena parte de las pruebas que ha aportado Emilio Lozoya ya estaban desde hace más de dos años en PGR

“Inteligencia es lo que usas cuando no sabes qué hacer”Jean Piaget

El circo

Todo parece indicar que el tema de Emilio Lozoya pudiera llegar a su fin más pronto de lo esperado y quedar todo como tradicionalmente se le dice, en una llamarada de petate, pues muchas de las “pruebas” que se tienen para las acusaciones que se realizan son recicladas.

Y le decimos por qué…

Mexicanos contra la Corrupción y al Impunidad señaló que una buena parte de las pruebas que hasta ahora ha aportado Emilio Lozoya ya estaban desde hace más de dos años en manos de la Procuraduría General de la República, específicamente desde el 2018.

El pasado 11 de agosto, el ex director de Petróleos Mexicanos presentó una denuncia de hechos, en la que señala que dinero procedente de Odebrecht fue para la campaña presidencial de Enrique Peña Nieto.

Lo que no contó ―y que la Fiscalía ya sabe― es que para ocultar los pagos ilícitos provenientes de Odebrecht, el propio Lozoya acordó con los asesores políticos de la campaña presidencial la simulación de proyectos de extracción de oro por parte de la empresa Pemex.

Esta investigación añade que la FGR ya tenía conocimiento de que Lozoya simuló proyectos de extracción de oro, mineral de hierro y la explotación de yacimientos de carbón en Bolivia, Colombia y Argentina, para ocultar los presuntos sobornos.

Los documentos en poder de MCCI tienen cartas firmadas por al menos seis asesores de la campaña de Peña Nieto, en las que refieren que los pagos serán por servicios para proyectos mineros en Sudamérica y no por consultoría política.

Estos documentos de las transacciones a favor de los asesores de la campaña de Peña fueron solicitados a las autoridades de Suiza desde septiembre de 2017, cuando el titular de la PGR era Raúl Cervantes, quien fue el abogado de Peña Nieto en la defensa de la elección de 2012.

Uno de los documentos, que ampara el pago de hasta un millón de dólares, fue emitido el 1 de junio de 2012 por el asesor Mauricio Sánchez, y está dirigido a la empresa de Lozoya que recibía los sobornos de Odebrecht y que transfería los pagos a los asesores electorales, y tampoco lo comenta Lozoya en su declaración.

En suma, todo indica que la documentación que se tiene, la declaración firmada, todo es parte de una orquesta por parte de la Fiscalía General de la República, que sirve para dar paso a una propuesta que el presidente Andrés Manuel López Obrador traía entre manos, enjuiciar a ex presidentes.

Luego de estas declaraciones el Senado emite la iniciativa para esta, mucha casualidad. El tema está sobre la mesa y en este momento, a unos días de que se abra el proceso electoral en el país, ambas cámaras están divididas.

Ya veremos que depara el futuro.

Posibilidades

El nombre de Juan Alfonso Mejía López comienza a sonar más en el pandero político de Sinaloa, pero lo que es más, las casas encuestadoras lo comienzan a sondear, arrojando interesantes números.

El estudio más reciente de la Consulta Mitofsky, presentado hace algunas horas en Sinaloa, marca la tendencia de cómo se percibe desde el punto ciudadano, sin tapujos ni medias tintas, el ambiente político en el estado.

Uno de los factores determinantes en política ha sido la percepción ciudadana, un combate cuerpo a cuerpo, cara a cara de los pros y los contras que representa una posibilidad antes de empezar una campaña.

Sorprende el hecho de que en materia electoral, el actual secretario de Educación en Sinaloa, Juan Alfonso Mejía López, encabeza la lista de los mejor posicionados en el PRI para contender por la gubernatura en los próximos comicios electorales.

De acuerdo con el estudio que le mencioné, el funcionario estatal mantiene una evaluación alta entre los puntos buenos y puntos malos, logrando un 31.7 por ciento de aprobación por parte de los encuestados.

Mejía López en las últimas semanas se ha metido de lleno en los sondeos que realizan las casas encuestadoras, y ha tenido un incremento real avalado por el trabajo que ha realizado al frente de la secretaría.

Al secretario de Educación se le calificó en el camino a la gubernatura como posible candidato del PRI, donde a pesar de que tiene un conocimiento regular entre la gente, el camino político todavía tiene trecho por recorrer.

En este balance, representaría que en caso de que en este momento Juan Alfonso Mejía fuera en una candidatura por el PRI, tendrían calificación aprobatoria, la más alta, el doble incluso por encima del senador Rubén Rocha Moya.

Con eso no podemos descartar que Mejía López al tener la etiqueta de ciudadano se convierte en un cuadro importante para un partido que quiere ganar el gobierno del estado, y eso pone sobre la mesa muchas cosas.

En el proceso electoral no hay que dejar de lado, como lo hemos comentado, que comenzará sin ventajas para nadie y que la moneda está en aire a pesar de las preferencias electorales que le dan la ventaja relativa a Morena.

Hay muchos pros y contras en este aspecto, pero lo importante y trascendental es la oportunidad electoral que con mero trabajo se está dando a un funcionario estatal, que de buenas a primeras cambió la imagen de la SEPyC, salió avante con el ciclo escolar por la pandemia y ahora, con el arranque, el viento corre a su favor.

El sector educativo cuenta con varias vertientes que pueden darle un efecto positivo a las intenciones políticas que el camino y el trabajo le dan a Mejía López.

Tiempo al tiempo.

Critica

Quien alzó la voz nuevamente fue el líder del Partido Sinaloense, Héctor Melesio Cuén Ojeda, quien señaló que en esta pandemia el gobierno no se ha cansado de darle a los mexicanos atole con el dedo en la lucha contra el Covid-19.

El líder del PAS enfatizó que la gente que más ha muerto en esta pandemia han sido las personas que menos tienen, las autoridades encargadas de atender la emergencia de salud han sido rebasadas ante este problema, y por ello el alto índice de mortandad del país.

De acuerdo con cifras de la Secretaría de Salud, Cuén Ojeda expuso que un 10.7 por ciento por cada 100 es el índice de mortalidad que se tiene en país, situación por la que se debería estar alarmado tanto los mexicanos como el gobierno federal.

El problema no sólo trasciende en el país, sino que en el estado ese índice se eleva hasta llegar al 17 por ciento, en el que la falta de medicamentos ha sido uno de los factores principales de esta mortandad, enfatizó Cuén Ojeda.

Señaló que por más esfuerzos que realice el PAS ante esta situación, un esfuerzo unilateral es imposible para poder atender a todas las personas que padecen de Covid-19 y más por que la pandemia no se ha domado.

Las cosas se ponen color de hormiga. El PAS no sólo señala sino que actúa, el esfuerzo es grande, pero no suficiente, y ve de manera triste como el gobierno de Sinaloa ha sido rebasado por esta pandemia.