AMLO: empequeñecido ante los abucheos

Amlo
AmloInternet

Descalificar los abucheos es no calificar como presidente de todos los mexicanos. No aceptar las críticas, aunque se pronuncien en la modalidad del abucheo, es sectarismo. La política, esencialmente, sirve para salirse de las trampas. Cuando Luis Echeverría, abucheado y apedreado, no supo que asistir a la UNAM era recordar el 68 y el Jueves de Corpus, entre otras cosas, su apología consistió en tachar de fascistas a los jóvenes y descalificarlos como “jóvenes del coro fácil”.

Mezclar la política con los deportes, mediante shaker multitudinario, siempre da un cóctel explosivo, así con Miguel de la Madrid en el Estadio Azteca, así con Jaime Rodríguez Calderón, el Bronco, en la Arena Monterrey en la pelea de Julio César Chávez Jr.

Nuestro Fourth Transformer, Andrés Manuel, no lo ha entendido y no pudo salvar la entrada. Cuando debería ser incluyente, se convirtió en excluyente, la cerrazón y la descalificación lo acompañaron.

¿Qué dijo López Obrador en la inauguración del estadio de los Diablos Rojos después de la cálida recepción que los aficionados le dieron a Alfredo Harp?

1.- “No voy a hablar mucho porque hay algunos de la porra del equipo fifí, pero la mayoría de la gente está a favor del cambio y del rey de los deportes.”

2.- “Y ahora sí vamos a pitchear. Les voy a seguir tirando pura pejemoña, los voy a seguir controlando con lisas, recta de 95 millas y con curvas.”

3.- “Vamos a seguir ponchando a los de la mafia del poder.”

¿Cómo reaccionó la prensa? Veamos algunos ejemplos:

Y lo ponchan con abucheos (Reforma).

Vamos a seguir ponchando a los de la mafia del poder, dice AMLO entre abucheos (Proceso)

Abuchean a AMLO; poncharé a la mafia del poder, responde (La Jornada)

AMLO recibe abucheos “de la porra fifí” en la inauguración del estadio de Diablos (El Universal)

¿Tiene Andrés Manuel evidencia de que los abucheos son espontáneos de la “porra fifí? ¿Fueron pagados? Los cientos de aficionados, ¿son parte de la mafia del poder? No la friegues López Obrador, busca en otro lado el fundamento de la repulsa. Por ningún motivo, y eso se lo deben de tatuar los políticos en el corazón, hay que mezclar la política con los deportes. Político que contesta un insulto o un abucheo, se empequeñece.

0
comentarios
Ver comentarios