Dejen en paz a la edecán del IFE

Los que dicen que fue un error del IFE haber contratado a una prófuga de Playboy para participar en el sorteo que determinó el orden en el que iba a participar los candidatos presidenciales en el debate, se equivocan, mienten, exageran, son hipócritas y no merecen ser tomados en cuenta.

 

La edecán Julia Orayen fue lo mejor del debate, ni duda cabe. Por guapota, por (ella sí) diferente.

 

Qué bueno que el IFE la invitó, ya que qué aburrido habría sido todo si solo hubiera participado Peña Nieto, Vázquez Mota, Quadri y López Obrador.

0
comentarios
Ver comentarios