August 15, 2019 03:27

¿Vivirían en un departamento de 8 metros cuadrados?

microdepto
Salía del clóset un librero que era también escalera para llegar a donde estaba la cama.Internet

La semana pasada me mandaron un video que presentaba la forma en que una joven estudiante vivía en París en un mini... qué digo mini... en un micro departamento de apenas 8 metros cuadrados.

Debo decir que el departamento era una magnífica pieza de diseño... Con muebles que se abatían unos sobre otros de forma que al hacerlo fueran presentando los distintos espacios que, se supone, una persona necesita para vivir.

Salía del clóset un librero que era también escalera para llegar a donde estaba la cama. Salía del clóset un sistema que al desplegarse era mesita con bancos, que servía lo mismo como comedor, que como espacio de trabajo.

Había otra pequeña mesa que hacía las veces de cocina, y que al desplazarse, dejaba al descubierto una tarja pequeñita como todo lo que aquí podemos ver, que servía lo mismo para lavar trastes, que dientes.

Sobra decir que había, aunque minúsculos, espacios para guardar ropa y otros enseres personales... Y que en esa única pared que albergaba ese clóset multipropósito, estaba también la puerta que permitía entrar a un baño que permitía hacer caca y bañarse al mismo tiempo...

Una magnífica maquinita para vivir... Un magnífico origami de madera que, al menos para hacer el video, su habitante tenía bastante bien organizado.

Todo sea por pagar la renta de los mínimos metros cuadrados necesarios para poder vivir en el corazón de la ciudad, en lugar de pagar lo mismo por más espacio en algún suburbio o incluso tener unos cuantos metros cuadrados más, así fuera en un poblado al que hubiera que llegar usando la red de trenes de cercanía.

Y ojo, porque el micro departamento que menciono es de un nivel más bien alto, ubicado cerca de uno de los magníficos boulevares de la capital gala... No es una  solución al alcance de cualquier soltero... Esto es para solteros solventes...

Y ojo... Antes de que alguien se tire al suelo, déjenme insistir; esto es para sol-te-ros... No está dirigido a parejas... Y menos a familias...

Lo más seguro es que la legislación francesa no tenga permitido hacer viviendas de ese tamaño... Lo más seguro es que el propietario del departamento haya encontrado una muy buena forma de ganar dinero partiendo el espacio en pedacitos en lugar de rentar el inmueble completo a una familia.

Es más, cabe la posibilidad de que alguien muy vivo hubiera rentado el departamento y, sin decirle al dueño, lo hubiera dividido para subarrendarlo ya despiezado, sea en el mercado de habitantes de larga estancia, o para usuarios por día, aprovechando para eso plataformas como Airbnb.

¿Mal que se obligue a la gente a vivir en estos huevitos? Puede ser... Sin embargo, es evidente que quienes deciden hacerlo ven alguna ventaja en la ubicación y están dispuestos a pagar el costo (con todo lo que esto implica).

Y esto va más allá de la anécdota y del simple acto de debatir la sensatez de decidir vivir así... Hay que entender este fenómeno a partir del acelerado encarecimiento de la vivienda urbana y de la necesidad de generar soluciones que permitan atender la demanda de espacios para vivir de todos los segmentos de población.

No se trata sencillamente de sacar la bandera de los derechos humanos y de hablar del trillado derecho a la vivienda...

Se trata, si en verdad se quiere enfrentar este problema, de entender la compleja y cambiante estructura de la demanda, así como los motivos que provocan el encarecimiento de la vivienda urbana y la necesidad de soluciones alternativas.

Y hablo de soluciones alternativas porque en París se puede hablar de vivir muy bien en una población cercana y viajar a trabajos y escuelas al corazón de la capital francesa... Se puede hablar de ello porque existe un muy buen sistema de transporte público.

En México pasa lo contrario, porque el encarecimiento de la vivienda urbana se agrava ante la falta de todo tipo de infraestructuras, haciendo pasar un calvario a quienes apostaron por vivir afuera de la ciudad sin entender que los gobiernos de la misma nunca hicieron las necesarias inversiones que hicieran eso viable.

Debo decir que lo más probable es que el micro depa de marras posiblemente sea mejor solución para su habitante, que lo que en México padecen muchos de los que enfrentan los golpes de la vivienda urbana... Golpes que incluyen la incapacidad de pagar el costo de una vivienda donde la necesitan y que tienen que tomar una opción irregular, en hacinamiento o lejana.

Ojalá que no nos espantemos ante un huevito bien hecho para vivir y en lugar de eso entendamos el papel que política pública y regulación pueden jugar en el proceso de definir la forma en que se vive en las ciudades.

Ojalá que gobiernos y órganos legislativos estatales, pero sobre todo municipales, entiendan los procesos urbanos y su papel en la definición de calidades de vida.

Porque no nos adelantemos con los juicios, es muy posible que puesto todo en su justa dimensión, la habitante del micro departamento parisino de 8 metros cuadrados tenga una mejor calidad de vida que la de muchos de quienes hoy viven en o alrededor de alguna ciudad mexicana.

· Horacio Urbano es presidente fundador de Centro Urbano, think tank especializado en temas inmobiliarios y urbanos

Correo electrónico: [email protected]

Twitter: @horacio_urbano

0
comments
view comments