El Estadista…y las variedades caracterológicas en términos jurídicos

Examinaremos la clasificación, desde el método histórico y más o menos empirista  de aquellas personas que se proyectan para ser Estadistas de un país , desde la perspectiva de “las variedades caracterológicas”, en términos jurídicos y analizando  el espíritu francés que se muestran en la obra  de René Le Senne, quién escribió y sistematizo la caracterología científica; aunque el origen se atribuye a los profesores de la Universidad de Groninga: Gérard Heymas, psicólogo y E Wiersma, psiquiatra, en sus obras Le mensonge et le Caractére y Traité de Caractérologie, acuñadas en Francia durante los años 1930 y 45 .

Se dice en esta teoría; que los elementos constitutivos del carácter de cada persona, se analizan desde la personalidad,  hasta el  desarrollo de hábitos que contraemos. Estos autores quienes “pensando en que los políticos, como el resto de las personas, actúan mucho menos racionalmente de lo que creen”[1] , son quienes  proponen la clasificación “por las propiedades constituyentes del ser humano” es decir características que se clasifican ,  por sus  acciones, convicciones o prejuicios, que dan origen  y nombre a las  “propiedades constitutivas del ser humano” permitiendo señalar un  tipo de personalidad  por  rasgos característicos y convicciones  apreciadas  cómo Estadistas  que proyectan en sus discursos o en la  toma de decisiones.

 Así pues,  La caracterología que  ocupa un lugar, dentro de  las ramas que auxilian a la ciencia del derecho, y mediante una larga serie de observaciones, que  determinan  “las “propiedades constitutivas del ser humano”[2] y  sus “propiedades suplementarias”[3] es como  podemos multiplicar indefinidamente, en términos jurídicos, las variedades caracterológicas”[4], que consideraremos en el  Estadista   para encuadrar un tipo, derivado  de  sus impulsos ,  reacciones  o pronunciamientos,  que hemos apreciado desde un entorno público.

Ahora debemos preguntarnos: ¿Cuáles son las propiedades constituyentes del ser humano que permiten  distinguir los  grandes  tipos?

Las Propiedades constituyentes del ser humano son :

La emotividad:   vista como acontecimiento que provoca o sacude tu interior.

Tipo :     Emotivo :  Napoleón               No emotivo  Flanklin

 

 La actividad: aparición de un obstáculo que refuerza la acción en una dirección.

Tipo:        Activo: Danton    No activo:  Robespierre

 

 La resonancia: menos común, es la  representación que se impone a la atención de un ser humano,

Tipo:     inmediata             o                    ulterior; póstuma.

 

En próxima ocasión, nos ocuparemos de  citar los grandes tipos o las “propiedades suplementarias”, es decir, la función; primaria  o secundaria, que expone la alternativa de ser denominado primario o secundario, y hace prevalecer o rechazar  (el ser que vive en el presente o pasado y en el porvenir), y mejorar nuestros modelos referentes de Estadistas y sus variedades caracterológicas en términos jurídicos. Hasta pronto.

 

0
comentarios
Ver comentarios