Sumas y restas en las campañas de Morelos

Hace unos días se llevó a cabo un debate en la Universidad Autónoma de Morelos entre los candidatos a la gobernatura del Estado, en donde de nueva cuenta el gran ausente fue el candidato del PRI, Amado Orihuela Trejo.

Según se rumora, el candidato priista no asiste a ningún debate debido a que por consejo de sus asesores, pretende evitar exponerse demasiado y proteger la supuesta ventaja que lleva en las encuestas.

Orihuela cree de esta manera emular la ruta que sigue el candidato presidencial priista, sin embargo la diferencia entre ambos es tangencialmente distinta. Pues hay quienes afirman que a estas alturas el susodicho candidato no tiene nada que cuidar.

Al inicio de la campaña hace apenas unas semanas, según varias encuestas ubicaban al tricolor con una cómoda ventaja, sin embargo al día de hoy aparecen tanto él, como el candidato del PRD en un virtual empate técnico y hay quienes sostienen que el tricolor ya está ubicado en la segunda posición.

Pese a todo el debate fue un interesante ejercicio de confrontación de propuestas y también un buen pretexto para ver de que están hechos los que si asistieron.

Adrián Rivera, el candidato del PAN, parecía a ratos que era un candidato de oposición, pues prometía a diestra y siniestra una serie de propuestas ignorando que su partido ha gobernado ineficazmente los últimos 12 años.

El candidato del local Partido Social Demócrata Julio Yañez, por su parte le puso la cereza al evento, pues con sus ocurrencias demostró que un publicista con rostro de galán de telenovela, puede llegar a meterse en la en la vida pública y venderse a si mismo como un atractivo producto político. Entre sus propuestas destacan la de crear una feria mundial de la flor y la competencia mundial de ski acuático en la laguna de Tequesquitengo. De socialdemocracia sabe un pepino, pero su desparpajo para cuestionar a la clase política arrancó sonrisas y aplausos de una buena parte de los asientes al encuentro.

Por su lado el candidato del PRD-PT-Movimiento Ciudadano, fue quien pudo estructurar sus propuestas de manera más sólida, ya que su objetivo de promover y garantizar el acceso de los jóvenes a la educación y la cultura como medio de incidir en la seguridad y la economía, fue bien recibido por la comunidad universitaria. Prometió, así mismo destinar mayores recursos a la Universidad para que ésta pueda ampliar la oferta educativa.

Dirán que prometer no empobrece, pero en cuanto a propuestas,  las de Graco fueron las más ampliamente respaldadas por el aplausómetro universitario.

 

(foto del debate en la UAEM) : Sergio Pichardo)

En este mismo sentido el día sábado se desarrolló una presentación de Graco ante la comunidad académica del Estado en donde la sorpresa la dio el ex rector de la UNAM Juan Ramon de la Fuente con su presencia y respaldo al primero, y en su intervención aseguró que el futuro gobernador en referencia al candidato perredista,  tendrá que “gobernar educando y educar gobernando”, así mismo reconoció el proyecto “bastante maduro” que enarbola.

Por su parte Graco recalcó que como eje de su campaña y de su gobierno es y será la máxima de “todos a la escuela”, y prometió terminar con el tráfico de influencias en el sector educativo.

Todo parece acomodarse para Graco se suba al caballo de hacienda que lo lleve derechito al palacio de gobierno y mientras esto pasa con los perredistas, en la casa casi bacía del candidato panista hay un letrero que dice “el último que salga que apague la luz”

 

(Foto de Juan Ramon de la Fuente: Sergio Pichardo)

0
comentarios
Ver comentarios