August 15, 2019 03:27

Questo è un nodo avviluppato… ¿Debe Fox ir a la cárcel con su Cenerentola Marta Sahagún?

Fox y Martha
Es demasiado el daño que la pareja Fox/Marta hizo a Méxicointernet

Me gusta la ópera. No soy especialista en el tema ni mi cultura va más allá de disfrutar algunas representaciones dos o tres veces al año.

La Cenerentola de Rossini particularmente me agrada, sobre todo el famoso sexteto Questo é un nodo avviluppato, es decir, este es un nudo bien enredado.

Así, como un nudo bastante enredado, veo la relación de Andrés Manuel López Obrador con los expresidentes de México. Los culpa, creo que con razón, de la gran mayoría de los males que aquejan a nuestra sociedad. Pero no quiere perseguirlos ni investigarlos: lo suyo, dice AMLO, es ver hacia adelante. Pero si el pueblo en una consulta se lo exige, Andrés presentará denuncias contra Salinas Zedillo, Fox, Calderón y Peña Nieto.

Puede Andrés Manuel ahorrarse la consulta: la gente dirá, como ya lo dice, que los jefes de la mafia que destruyó al país deben ser castigados.

En mi muy humilde opinión, el que más daño le hizo a México fue Vicente Fox, envenenado el tipo por los hechizos de su Cenicienta mala, Marta Sahagún.

Lo más grave que hicieron Vicente y su señora no fue robarse algunos dinerillos (o dinerotes) públicos, sino haber traicionado a la democracia mexicana.

Fox fue el primer político que llegó a la Presidencia de México después de unas elecciones no solo limpias, sino verdaderamente democráticas, en las que hubo competencia real y las mismas reglas para todos que, sin duda, se respetaron.

Pero Fox, en vez de asumir el rol que la historia le regalaba de héroe de la democracia mexicana, rápidamente se corrompió y, lo más lamentable, por puro odio a López Obrador trabajó varios años desde el gobierno federal para impedir al tabasqueño ganar las elecciones. Primero, Vicente Fox pretendió con el desafuero convertir en inviable la candidatura de Andrés Manuel López Obrador. Fracasado ese proyecto, que se dio en el contexto de una sucia campaña de calumnias mediáticas (los videoescándalos), Fox tuvo que recurrir al más grande fraude electoral de lo historia para impedir que AMLO gobernara a México.

Las consecuencias de ese fraude las seguimos sufriendo. El candidato que indebidamente ganó, Felipe Calderón, como no tenía ninguna legitimidad, buscó encontrarla declarando una guerra al crimen organizado condenada desde el principio al fracaso.

México perdió esa guerra y hoy nuestra nación vive los horrores de la violencia generalizada.

Sí, Fox merece un castigo —su Cenerentola también—..., al menos debe juzgársele. Quizá no existan argumentos o pruebas de ilícitos cometidos por él y su esposa porque, como es sabido, los bandidos con poder lo usan para borrar la evidencia en su contra. Pero al menos que se les investigue, se les exhiba.

No es poca cosa lo que Vicente Fox hizo: cagarse en la democracia que lo hizo presidente. Debe ser sancionado de alguna manera. Y es que, si al menos se callara, podríamos olvidarnos de su existencia. Pero insiste en emponzoñar el debate nacional con expresiones muchas veces majaderas que hace públicas con el único propósito de sembrar odio.

Venga la consulta y que sea el esposo de la señora Marta el primero en ser investigado. Y la segunda la propia Cenicienta de aquel espantoso sexenio. Al menos eso, carajo.

0
comments
view comments