… @LVidegaray tiene razón: autoritaria la cadena nacional e injusta con los pobres

Autoritaria porque, en un proceso electoral, no se debe por ningún motivo cancelar ¡la libertad de elegir! el canal de televisión que los mexicanos quieran ver.

 

Y no solo autoritaria, también injusta. Porque tratar de obligar a la gente a ver a fuerza el debate entre cuatro candidatos, significa dejar sin opciones de TV a los más pobres.

 

En efecto, ya que los ciudadanos con recursos, los que tienen para contratar sistemas de televisión de paga, si se aburren viendo el debate podrá cambiar a cualquier canal extranjero de los que ofrecen Sky o Cablevisión.

 

Injusta la cadena nacional, también, con los menores de edad, es decir, los que no votan y no se interesan todavía en la política y a los que nada les dicen las propuestas de Enrique Peña Nieto, Andrés Manuel López Obrador, Josefina Vázquez Mota y Gabriel Quadri.

 

Que un arrogante patán como Ricardo Salinas Pliego, dueño de TV Azteca, se niegue a transmitir el debate por uno de sus canales no debe llevar a los partidos políticos, sobre todo a los de izquierda, a pedir que el IFE solicite a la Secretaría de Gobernación una cadena nacional ¡de dos horas de duración! en domingo por la noche.

 

Entiendo la molestia y las ofensas que la misma genera por lo expresado, hace rato, por Luis Videgaray, coordinador de la campaña de Enrique Peña Nieto, en el sentido de que la cadena nacional es autoritaria.

 

Pero Videgaray tiene razón. Si lo piensan desapasionadamente, lo entenderán.

 

Lo que procede, lo único aceptable, es exigir que se castigue a Salinas Pliego con la pérdida de sus concesiones. Porque debería dedicar uno de los canales que opera en concesión al debate entre los candidatos a la Presidencia. Uno solo, no todos, para que no deje sin opciones a la gente no interesada en la política.

 

Pero, así es la grilla, veo a muy pocos políticos en la izquierda cuestionando duramente a Salinas Pliego.

 

Entiendo que no lo critiquen y hasta lo aplaudo porque, dice la canción, amor con amor se paga. Esto es, lo menos que la izquierda puede hacer es no molestar de más a Salinas Pliego, el único propietario de cadenas de televisión que ha sido más o menos correcto en la difusión de las actividades de Andrés Manuel López Obrador.

0
comentarios
Ver comentarios