Columnas

Si algo caracteriza a este nuevo régimen gubernamental es el descuido, desamparo y desinterés a la protección de las personas del sexo femenino. Tan solo en junio del presente año se registraron 489 feminicidios y la cifra venía en aumento.

En el día internacional de la erradicación de la violencia contra la mujer, le restregaron a la Cuarta Trans-formación, las más 5 mil mujeres asesinadas de enero a octubre, y mire que hasta de los billetes las habían exterminado en México.

Entre otras varias y muchas formas de expresión que hubo por la República Mexicana en relación a este día internacional, en el sur de Tamaulipas, el colectivo “Mujer Manglar”, arrebató la nomenclatura a los municipios de la zona metropolitana de Tampico e identificó las calles de la ciudad con el nombre de las 155 mujeres asesinadas tan solo en Tamaulipas.

El colectivo feminista cuestionó al presidente tabasqueño Andrés Manuel López Obrador, por su indiferencia a la protección de las mujeres, y más por culpar de todo al neoliberalismo.

Pero los reclamos no fueron exclusivos para el presidente poco tolerante a las observaciones, también al rebelde mandatario estatal Francisco Javier Garcia Cabeza de Vaca, como a los presidentes municipales Alma Laura Amparan, Adrian Oseguera y Jesús Nader, de Altamira, MAdero y Tampico, respectivamente.

¿Cómo? El reclamo fue dirigido a ellos y vino en forma de pregunta, en una interrogante que casi nunca hacemos los medios de comunicación o quizás, nunca hemos hecho.

¿Cuántas muertes son muchas?, lamentando ante todo que del primero de enero al 31 de octubre en el país han sido asesinadas más de 5 mil mujeres, siendo el estado de Tamaulipas escenario de por lo menos 155 asesinatos contra el sexo femenino.

La activista Martha de la Cruz, integrante de “‘Mujer Manglar”, una de las mujeres más combativas, especificó que en la ciudad de Altamira, un municipio presidido por Alma Laura Amparan, de las pocas mujeres en la política tamaulipeca, se convirtió bajo su mandato en la extensión territorial más peligrosa de Tamaulipas al acumular 24 carpetas de investigación por abuso sexual, 26 por violación y 457 carpetas por violencia familiar.

En Altamira, son una constante las denuncias por violación a menores de edad, y la mitad de los feminicidios cometidos este año en el estado han sucedido en este municipio.

En el día internacional por erradicar la violencia contra la mujer, los presidentes municipales de Tampico, Chucho Nader y Adrian Oseguera, de Ciudad Madero, que figuran recurrentemente en el top 5 de alcaldes mejor evaluados en el país, también recibieron el reclamo del colectivo “Mujer manglar”.

¿Cuántas muertas son muchas señor alcalde de Ciudad Madero, Adrian Oseguera Kernion? Y es que de acuerdo con la estadística del colectivo es el séptimo municipio tamaulipeco más violento contra las mujeres.

El colectivo mujer manglar que arrebató simbólicamente la nomenclatura en el sur de Tamaulipas, reclamó al alcalde de Tampico el penoso quinto lugar estatal en violencia familiar.

Y bueno, Olga Sánchez Cordero, tiene derecho de cambiar de opinión y decir que la 4T es feminista.

[email protected]

@dect1608