Claroscuro. Coco

COCO
COCOTomada de video.

Nacionalismo utópico nos invade a los mexicanos en la generalidad.

LO CLARO. La salud es el tema primario que ocupa a los gobernantes. Es la causa primaria que mueve a toda comunidad. El estudiar los paliativos, las razones que originan los males endémicos y las soluciones, ocupa a los profesionales y a los que se preparan para ser los próximos vigilantes del cuidado de la vida.

Así, la Universidad Autónoma de Tamaulipas en esfuerzo compartido llevó a cabo el 5º. Congreso Nacional de Salud que convocó a ponentes en temas como “Salud y Migración”; “Riesgo de Enfermedades Crónicas en la Juventud”; “Diagnostico de leucemias por laboratorio” entre otros.

Fortalecer la calidad educativa en este tema toral, redunda en beneficios a la salud poblacional.

LO OSCURO. Nacionalismo utópico nos invade a los mexicanos en la generalidad.

Ese ‘defender nuestras creencias’ y el sentido patriótico de no permitir al invasor el apropiarse de lo que es nuestro, incluso nos arenga a hacer estrofas al respecto. “Mas si osare un extraño enemigo…”

Y así, aún la afrenta no sana en el corazón de los mexicanos. “Disney Pixar Día de los Muertos” fue la solicitud emitida para conseguir la patente por parte de la transnacional ‘The Walt Disney Company’, ante la United States Patent and Trademark Office USTDO en el país del norte y en el nuestro ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Intelectual IMPI.

La finalidad era la obtención de ganancias en la comercialización de su largometraje animado, que a la postre culminó referenciado bajo el nombre de “Coco”. Se cayó su intención de ser propietaria de El día de Muertos.

Bajo la historia de una familia que apegada a sus costumbres, honran la tradición de guardar la memoria de los que han partido y vivificarles mediante ofrendas y cantos.

Nuestros compatriotas que lograron darse cuenta de la barbaridad que Disney pretendía, no hicieron menos que pegar el grito en el cielo.

Y he aquí.

Que tanto nacionalismo por defender un patrimonio intangible, no nos permite vislumbrar de otros símbolos que nos dan identidad y de los cuales ni la pena merecen el rescate a la memoria.

La virgen de Guadalupe, su imagen apreciada por más del 85% de los que habitamos este país, tiene dueño. Su nombre es Wu You Lin originario de China y desde el año de 2002 registró ante el IMPI la imagen de la patrona de los mexicanos.

A la fecha de esta publicación, la explotación comercial de dicha imagen se encuentra en litigio entre asociaciones religiosas y una empresaria de nombre María teresa Herrera Fedyk. Cada veladora, cada estampita impresa, produce dividendos a alguien en particular.

El Golfo de California o también llamado Mar de Cortés, es un mar de aguas interiores que pertenece a nuestra nación y que es arropado por los estados adyacentes a la península de Baja California y los vecinos de la plataforma del país, Sonora y Sinaloa.

¡Pues no es cierto! El mar de Cortés, es litigado –y hasta hoy tienen potestad- el vecino país del norte.

Es entonces considerado aguas internacionales o en su caso, copropiedad de los Estados Unidos, por estimar que “También deben tener salida al mar”. Sigue aún en litigio permanente desde 1853 (Tratado Gadsen –Venta de La Mesilla-) en cada legislatura de la Cámara Baja de nuestro país desde entonces y el fallo continúa beneficiando a los norteamericanos.

No se enoje. Todavía hay más.

Chichén Itza. ¿Patrimonio de la humanidad? ¡Claro que sí! Pero tiene dueño.

El país cuenta con 39 mil zonas arqueológicas y de éstas, solo seis pertenecen mediante la administración del gobierno federal, a la nación: Palenque, Cholula, Cacaxtla, Tulum, Teotihuacán y una parte de Tlatelolco.

Si le digo que la compañía editora norteamericana Wagner y Lieven, según la especie contada por Gabriel Larrea señala a la editora como dueña de los derechos de autor del Himno Nacional Mexicano, por la herencia de los descendientes creadores Nunó y González Bocanegra, entonces sí es el acabose. Porque la película de Pedro Infante nos ponía la piel de gallina cuando entonaban el himno… ¡Nuestro Himno!

COLOFÓN: Ahora México estuvo cerca de pagarle a Disney cada vez que usted montara su altar. Cempasúchil con orejas de Mickey… ¡Válgame Dios!

[email protected]

@deandaalejandro

0
comentarios
Ver comentarios