¿A quién podría afectar exitosa visita de AMLO a USA?

AMLO sobre Justin Trudeau y visita a Donald Trump.
Andrés Manuel López Obrador.Cortesía.

AMLO les ha pedido a nuestros hermanos de allá que actúen con precaución en su deseo de darle la bienvenida

Los héroes de México, nuestros migrantes establecidos en los Estados Unidos, están felices porque llega el día de mañana a USA en histórica cita, el presidente de su amado país originario en visita amistosa por importante vital tema nacional: asentar detalles secundarios de la entrada en vigor el día 1 de julio del renovado tratado comercial tripartita entre México, Estados Unidos y Canadá. AMLO les ha pedido a nuestros hermanos de allá que actúen con precaución en su deseo de darle la bienvenida dada la circunstancia de emergencia sanitaria en aquella zona del oriente del país, pues una gran cantidad de ellos y ellas paisanos nuestros, tienen intención de transportarse desde sus ciudades a Washington D.C para recibirlo, para vitorearlo y expresarle su cariño, su apoyo. La verdad es que la gran popularidad del presidente de México se debe a que por décadas ha defendido sus intereses, ha apoyado sus causas justas. Como él mismo lo expresó hoy, en las situaciones más difíciles de persecución para nuestras familias mexicanas migrantes, él hizo un esfuerzo por irlos a ver con la promesa del cambio verdadero que hoy se ha cristalizado, organizó giras solidarias a estados de alto nivel migrante como California y Texas. Los casi cuarenta millones de personas de origen mexicano producen una gran apreciada riqueza hacia ambos lados de la línea divisoria, una loable, una admirable labor significa la injerencia de nuestros trabajadores dentro de las economías de los tres países vecinos de Norteamérica. 

Dicho lo anterior, con base en el evidente éxito que hasta hoy ha obtenido la política exterior de nuestro gobierno de la 4T no solamente con las potencias vecinas sino con el resto de las naciones del orbe, se ha ido dando este buen encauce ante la recuperación de la autoridad moral y la dignidad gubernamental y la implementación de una redirección política nacional cuya esencia ya emana, ya derrama y deja marca definitiva ante el grato asombro del mundo, para el estricto comportamiento de todo funcionario, siendo la honestidad, la austeridad y la efectividad mancomunadas, el nuevo perfil que deberá ostentar toda servidora o servidor público.

En lo que se refiere al presidente Donald Trump, el estratega en plena campaña de reelección, es claro que a él le conviene la visita de trabajo del presidente AMLO por obvias razones mencionadas arriba: es enorme el capital político que significa el sector de origen mexicano en los Estados Unidos. Un líder mexicano recibido con igualdad, con respeto y honores por un presidente estadounidense que es repudiado por ser considerado irrespetuoso por gran parte de la población, le dará a ganar votos a Trump al ser percibida la acción como reivindicadora. Además, se debe saber que, a través de la historia entre las dos naciones, los migrantes mexicanos han sido mayormente beneficiados cuando han estado al mando gobiernos republicanos, y aunque no considero a Trump un político sino un gran oportunista ni tampoco lo considero un republicano ya que durante su vida empresarial ha apoyado con grandes sumas de dinero a candidatos de ambos partidos, si ésta visita oficial de índole comercial entre naciones vecinas asociadas en un pacto por la mutua productividad resulta muy satisfactoria frente a ojos de los mexicoestadounidenses, esto tendría sin duda un impacto positivo para Donald Trump en las urnas. Por lo que, a mi juicio, esta reunión trilateral en Washington a quien menos beneficia y de facto pienso afectará, es al tibio, gris y de dudosa capacidad Joe Biden, el candidato demócrata que mal escogió este partido para representarlos en las elecciones presidenciales en noviembre de este fatídico año 2020. Un candidato demasiado débil de carácter para poder destituir del panorama al maquiavélicamente astuto empresario neoyorkino, pues es obvio que el exvicepresidente carece de la agilidad mental necesaria, no posee la credibilidad suficiente para trascender en la intención del voto de la mayoría, incluida la de nuestros apreciados héroes migrantes que forman orgullosa e importante parte activa del pueblo estadounidense.         

0
comentarios
Ver comentarios