viernes 17 de noviembre de 2017 | 05:11
Columnas

Muerte de Pablo Neruda; ¿causas naturales o asesinato político?

Francisco Javier Flores Aguilar @panchofloress mar 9 abr 2013 15:53

Tendremos que esperar a que los resultados de los estudios correspondientes sean revelados por los forenses encargados para poder conocer la verdad en este caso 

Una noticia internacional que ha logrado que muchos estemos ansiosos es el caso del poeta Pablo Neruda ganador del novel de literatura en 1971, que falleció hace casi 40 años de manera polémica, pues en el hospital en el que falleció se dijo que había sufrido un ataque al corazón, mientras que los medios indicaron que su muerte se debía a un caso de cáncer de próstata que estaba avanzado, pero en el 2011 el partido comunista, al que pertenecía el galardonado poeta, comenzó el proceso para conseguir la exhumación de sus restos para determinar si la muerte había sido realmente por causa de la enfermedad o había consistido en un asesinato planeado por militares de la dictadura del general Augusto Pinochet. Esto basándose en la declaración de Manuel Araya quien solía ser el chofer del famoso poeta.

Manuel Araya afirma que Neruda fue asesinado por medio de una inyección letal un día antes de su partida hacia territorio mexicano, después de que nuestro gobierno le ofreciera un avión y apoyo para residir en el país escapando así de la dictadura de Pinochet, que perseguía a Neruda por la relación y apoyo que solía tener con el ya fallecido Salvador Allende, predecesor de Pinochet cuya dictadura duró 17 años, y que se caracterizó por su mano dura y persecución hacia los comunistas.

Podría parecer extraño que Araya guardara silencio por tanto tiempo, pero tomando en cuenta que en el mismo funeral de Neruda, después de que los asistentes proclamaban a gritos su apoyo tanto para el difunto como para Allende, militares irrumpieron el evento funerario y muchos de los asistentes fueron atrapados y desaparecidos; es posible que Araya  guardara silencio por miedo a las represalias que podían ocurrirle por sus acusaciones, la verdadera razón solo es conocida por él.

Ahora bien aún después de 40 años los especialistas aseguran que en caso de que el famoso personaje haya sido asesinado los resultados lo demostrarían a pesar de la descomposición del cuerpo, ahora que el cuerpo ha sido exhumado y se den a cabo los estudios necesarios podremos conocer la verdad sobre esta historia, que es muy interesante ya que aunque no se tiene una prueba real del crimen  sucedieron cosas bastante sospechosas que nos ponen a pensar ¿en verdad es posible? ¿Será Neruda una víctima más de la dictadura de Pinochet?

Primeramente la clínica Santa María en donde Neruda murió el 23 de septiembre de 1973 alega no tener los documentos sobre su muerte, aunque la prensa en su momento anunció que había sido por causa de un paro cardiaco. Cuando las investigaciones surgieron a partir de la declaración de Araya y se le pidió el registro a las autoridades de la clínica alegaron no tener documento alguno; tomando en cuenta que Neruda es un personaje muy famoso, que es conocido en todo el mundo gracias a su literatura, es muy extraño que no se tenga la documentación de algo tan relevante como lo es su fallecimiento, nos hace reflexionar que esta  historia en la cual un personaje desconocido entró a la clínica e inyectó en el vientre del poeta algo que puede haber causado su muerte podría ser factible.

De igual manera es bastante sospechoso el hecho de que convenientemente un día antes de que se trasladara a nuestro país en avión, muriera de un paro cardiaco/Cáncer de próstata, no hay que olvidar la situación que estaba viviendo chile en esos momentos, Pinochet acababa de tomar el poder gracias a sus acciones militares y por el suicidio de su predecesor del partido comunista Salvador Allende, quien no solo era cercano a Neruda por ser del mismo partido sino que había una simpatía y respeto a tal grado que llevaron a la decisión del poeta de abandonar su campaña para ser el candidato del partido y cederla a Allende. Por obvias razones el escritor condenaba la forma en la que habían tomado parte las fuerzas armadas en el inicio de la dictadura, y es bien conocido que todo el tiempo que duro la misma se caracterizó por la caza y silenciamiento de los que se atrevían a hablar en contra o criticaban a el gobierno.

Tendremos que esperar a que los resultados de los estudios correspondientes sean revelados por los forenses encargados para poder conocer la verdad en este caso tan comentado en los últimos años y así poder descubrir la verdad sobre la muerte de unos de los escritores más relevantes de Sudamérica y el segundo chileno en recibir un premio nobel de la literatura, después de Gabriela Mistral, por ultimo quiero dejar a los lectores con una frase del famoso escritor:  “Evitemos la muerte en suaves cuotas, recordando siempre que estar vivo exige un esfuerzo mucho mayor que el simple hecho de respirar.”

Francisco Javier Flores Aguilar

@panchofloress

[email protected]