lunes 15 de octubre de 2018 | 11:52

Conflicto personal de Aristegui vs Televisa

Einer M Juarez @EJLodeNa vie 9 de noviembre de 2012

Un capítulo más escrito en la novela de la Obsesión de Aristegui en su lucha incesante por dejar al descubierto la maligna operación a cargo de los ejecutivos de Televisa para el trasiego de dinero y drogas a través de Centro América. Una novela policíaca que ni Alfred Hitchcock le hubiese quedado mejor.

Hoy presenta otro de sus capítulos en la que su trabajo de “investigación” y “la información que ahí está” siempre para ella deja cada vez más interrogantes; pero al capítulo de hoy se le agregó algo de sazón, así como cuando en una novela de repente entra un personaje inesperado; hoy entró al quite Televisa, quien a mi punto muy personal, cometió el grave error de involucrarse ya directamente en algo que solo valía la pena dar información cuando se presentara y con carácter periodístico. 

Televisa se vio al fin envuelta en la telaraña que precisamente buscaba Carmen Aristegui, a quien la Televisora ahora llama “Difamadora” y “Mentirosa”; Carmen lo logró, ahora podrá tener ese papel de víctima atacada por el más grande consorcio televisivo, a quien le ganaron las viseras en lugar de el cerebro; cayó en la trampa que desde semanas atrás había tejido Aristegui al referirse a los noticieros de López Doriga o columnas de Loret de Mola frente al asunto de falsos y manipuladores de la información; Televisa se cansó, y fue con todo con un comunicado de tres hojas, la cual representa una victoria para Aristegui, y un grave error para Televisa. 

Aristegui comentó el día de hoy, “Aludir y convertir el asunto en un conflicto personal, estamos lejos de comprarlo”; y tiene razón, ella no lo compró, Carmen Aristegui vendió a Televisa un conflicto personal que ellos compraron; la obsesión personal de Aristegui contra Televisa desde tiempos de la Banda Ancha rindió frutos al conseguir que Televisa ahora si tomara personalmente los ataques enviados desde su programa radiofónico. 

Pero dejando a un lado la novela, es de más importancia analizar desde el lado jurídico la información “veraz y oportuna” que el gran equipo de investigación de MVS presentó el día de hoy: 

1.       La primer gran interrogante, es como operaba la banda de la “caravana Televisa” si no tenía complicidad de nadie.

2.       Que en los 8 celulares confiscados, en sus listas de contactos aparecían números de Narcia Estrada y Oficinas Televisa; números que fueron llamados varias veces de unos de esos celulares el día de la detención.

3.       Que el equipo de MVS se topó con pared al intentar adquirir información de bajo nombre de quien estaban registrados los números telefónicos encontrados en dichos celulares, ya que, para su sorpresa, se requiere una orden judicial.

4.       Las cartas recibidas por Proceso de manera anónima que habían sido firmadas por Narcia Estrada; y si no las firmó él, quien las redactó y quien las firmó? Una gran incógnita.

5.       Muchas dudas sobre el caso, al demostrar ser una operación bastante sofisticada llena de coartadas.

6.       Afirma Carmen Aristegui, que si, las camionetas no son de Televisa, entonces a quien responden el origen de las mismas.

7.       Dato importantísimo que uno de los detenidos aseguró que no debían de hablar, por las amenazas recibidas en su contra, de hacer pedacitos a sus familiares.

8.       Su información es veraz y 100% confirmada, ya que, hasta el cónsul mexicano en Nicaragua declaró que algunos de los 18 detenidos manifestaron trabajar para Televisa.

9.       Ella no miente, su información es basada en las versiones que dan los involucrados; los detenidos, el cónsul de México, el Presidente de Nicaragua, hasta la abogada de uno de los delincuentes.

10.   Es un “Asunto Delicadísimo” de carácter internacional.

Primer elemento, las camionetas con logos de Televisa y equipo: 

a.       Tanto la PGR y la PGJDF ya establecieron que éstas efectivamente no son propiedad de Televisa, se descubrió que en su registro, presuntamente hubo colusión de algún funcionario, ya que fue en delegaciones donde fueron registradas.

b.      Con tantos años en el periodismo, Carmen Aristegui piensa que ningún miembro del crimen organizado (quien puede comprar yates, avionetas, caballos, propiedades, etc) tenga la capacidad de adquirir más de 8 camionetas, rotularlas y comprar e instalar en ellas equipo técnico de televisión.

c.       Con tantos años en el periodismo, tampoco cree que nadie pueda ir al RPPC y obtener lícitamente, una copia certificada de una escritura o poder notarial que ahí se encuentre inscrito; lo cual, pagando los derechos por supuesto que se obtiene.

d.      En más de dos décadas de periodismo, nunca había presenciado una complejidad como esta, para comprar, equipar, mover estas camionetas; nunca se enteró que para el trasiego de drogas de oriente a occidente se usan contenedores, pedimentos de importación, facturas originales, cargueros, submarinos, avionetas, dirigibles; o que sin complicidad de autoridades hubiese podido haber hechos como el rápido y furioso, o droga de Colombia hacia USA. No, difícil de imaginar todo eso.

e.      Que se topó con pared al intentar investigar sobre los números que supuestamente marcaron como del Lic. Narica, Oficinas Televisa, y otros contactos, respecto de bajo que nombre pudieran estar registrados dichos números, ya que, para tal efecto, requieren de una orden judicial; en mas de dos décadas de periodismo, Carmen Aristegui desconocía que ese es el procedimiento para conseguir tal información, pensaba que era mucho más fácil, al cabo eso es cotidiano.

Segundo elemento, los 18 detenidos: 

a.       Los 18 detenidos con más de 9 MDD en su poder, y creo que droga, aseguran y no dejan de insistir en que son empleados de Televisa; aunque para tal efecto, nunca hayan mencionado su fecha de ingreso de trabajo, su jefe inmediato, su número de seguro social a cargo de Televisa como patrón, algún recibo de nómina como mínimo, cuenta bancaria de nómina, ya que uno hasta había dicho que habían hecho unos trabajos de filmación en España.

b.      Para Aristegui, el simple hecho que ellos aseguren eso, sin tomar en cuenta ningún documento legal que pruebe lo dicho es válido (contrato, alta IMSS, recibo nómina). Bajo ese criterio entonces debemos de creer a todos los delincuentes que atrapados infraganti aún dicen que son inocentes.

c.       Si no son empleados de Televisa, entonces de quien son pregunta Aristegui; supongo que ella a de creer que los capos tienen registrados ante alguna autoridad laboral a sus empleados para poder identificar quien labora con ellos y poder definir de quien sí son empleados.

d.      Que no hablan los detenidos por temor a que les entreguen en pedacitos a sus familias; estando en Nicaragua tienen miedo de amenazas? Y todos los gatilleros, distribuidores, brazos derechos de grandes capos que son capturados y detenidos en México si hablan sin temor a las amenazas que les pudieran hacer? Y eso que no están detenidos fuera del país.

e.      Que la veracidad de los hechos que Aristegui informa puede ser fácilmente confirmada con la declaración del cónsul de México en Nicaragua, a quien los detenidos le dijeron que trabajan para Televisa, y es lo que ellos han declarado ante la autoridad de ese país. O sea que bajo el criterio de Aristegui ningún delincuente es capaz de decir una mentira, ni tener alguna coartada para el caso dado de que pudiera ser capturado, son honestos y no tienen la capacidad de planear algún método de descargo.

f.        Que ella no miente, informa las versiones que hasta el momento hay; versiones que puntos medulares pasa por alto la información valiosa, dando más enfoque a la calidad de chivos expiatorios que pudieran tener los detenidos; solo refiere documentos y declaraciones; sí, documentos que son parte de un proceso penal el cual da por válidos sin que la autoridad haya referido si lo son o no son; y versiones dadas por los delincuentes o por la abogada de los delincuentes las cuales da por válidas.

g.       Que es un “asunto delicadísimo” de carácter internacional, por los tiempos (dos años) en aparentemente se llevaban los trasiegos al parecer de drogas y dinero. Más delicado incluso que el asunto de rápido y furioso. 

Televisa está equivocada al afirmar que Aristegui difama, no, no lo hace; Aristegui dice que no miente, y tiene razón, no miente; pero, lo que Carmen Aristegui realiza es lo que tanto critica, da información sesgada y manipulada; claro que es manipular seguir asegurando que ha quedado acreditado que los delincuentes si tienen relación con Televisa simple y sencillamente por que ellos mismos y su abogada lo dicen; claro que se manipula información al asegurar que los documentos encontrados con la firma de Narcia Estrada son válidos sin que medie la prueba grafoscópica ante peritos de la autoridad o intentar dilucidar quien los hizo o quien entonces los firmó; si es manipular el asegurar que alguien registró los vehículos con documentos que no son apócrifos y que tuvo acceso a ellos, como si la única manera de tener acceso a esos documentos es tomándolos de un archivo de Televisa, como periodista nunca ha sabido que existen mil formas de tener acceso a escrituras y poderes originales; claro que es manipular información asegurar que es un dato duro que en las agendas telefónicas hubieran registros de gente y oficinas de Televisa, como si un narco trajera en su teléfono celular el nombre de Guzmán Loera, o Heriberto Lazcano, o el Z14, sin ponerle un alias u otro nombre de contacto. 

Televisa mordió al fin el anzuelo, ellos ahora serán los victimarios y Aristegui la víctima; cometieron el peor error con su comunicado, ellos fueron ya quienes tomaron como personal el conflicto que ella misma ha provocado durante semanas. 

Aristegui afirma que las preguntas que ella hace, no deben de incomodar, ya que, son preguntas y es válido que se emita una respuesta; para ella es válido como labor periodístico realizar una investigación, donde solo atiende el 50% de los involucrados en ellos, sin buscar declaraciones de la otra parte involucrada, pero si lanzando las preguntas al aire sin acudir a hacerlas personalmente. 

Bajo esa tónica, se dice que el odio de Carmen Aristegui hacia Televisa proviene de la vez en que no admitieron a su hijo para participar en Pequeños Gigantes; entonces yo le preguntaría si es verdad que a la Televisora que tiene años atacando, ella acudió a inscribir a su hijo para participar en un reallity show y se molestó porque no fue seleccionado? 

Como diría Carmen Aristegui, “la pregunta esta en el aire, y es válido que se emita una posición al respecto”