Más del 80% del sodio que se consume proviene de panadería: académica Foto: Cuartoscuro
 
COBERTURAS
PERSONAJE

Guadalajara, 16 Sep.- La profesora de la Licenciatura en Nutrición y Ciencias de los Alimentos del ITESO, Laura Arellano Gómez, indicó que reducir el consumo de sodio es una forma de evitar enfermedades ocasionadas por la hipertensión arterial.

Manifestó que para disminuir el consumo de sodio, “no basta con alejar el salero de la mesa, también es necesario tomar medidas como bajar el consumo de pan dulce y refrescos”.

“Una de las causas alimentarias más comprobadas en relación con enfermedades como hipertensión arterial, que es lo que provoca que se tenga infartos, derrame cerebral, falla renal, es el consumo excesivo de sal”.

Expresó que entre 80% y 87% del sodio “que consumimos en México viene a partir de productos de panadería, reducir la sal en los alimentos ayudaría mucho”.

Dijo que además de controlar el consumo de pan y refresco, otras medidas recomendadas son disminuir el consumo de alimentos embutidos, como salchichas, tocino y chorizo, al igual que productos enlatados y carnes curadas, por ejemplo, el jamón serrano.

Invitó a aumentar el consumo de frutas y verduras, “porque mientras más alimentos calóricos consumas, más sal consumes, está ligado, la comida rápida y la comida industrializada tienen muchísima sal”.

Detalló que a esa comida “le ponen, por ejemplo, glutamato monosódico, que es para aumentar el sabor y tiene mucho sodio, le ponen benzoato de sodio, le ponen varios conservadores que también tienen sodio, no necesariamente sal”.

Resaltó que la sal no ocasiona sobrepeso, “pero hay estudios muy bien desarrollados y con grandes cantidades de población de niños, y han encontrado que mientras más sal consumen, más gordos están, porque el exceso de consumo de sal ocasiona que les dé más sed, y lo que tienden a tomar no es agua natural, son bebidas azucaradas”.

Mencionó que “se encuentra una relación indirecta muy fuerte con el consumo de sal y el sobrepeso”.

Comentó que si las personas acostumbran a comer en casa y consumen pocos alimentos industrializados, “será difícil que rebasen la recomendación de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que establece el consumo de sal en cinco gramos al día”.

Indicó que lo difícil es cuando se come en la calle, en restaurantes, lugares de comida rápida, “ahí es donde te excedes por mucho, pero mientras tus alimentos sean preparados en casa es poco probable que te excedas”.