Italia.- Un pastor alemán de 12 años ha causado conmoción en Danos, Italia, ya que ha pasado día y noche en la tumba de su dueña.

La mujer que lo cuidaba falleció hace dos meses, pero Ciccio no ha dejado de visitarla en el cementerio de Santa María la Asunción.

El perro no sólo fue al funeral de María Corredora, sino que ha pasado dos meses llorando su muerte en la iglesia en donde solía ir a rezar y en la tumba en donde está enterrada.

Corredora de 57 años dedicó los últimos años de su vida a cuidar peros callejeros, pero Ciccio siempre fue el más especial de todos.

 “Ahora Ciccio acude a misa, en la iglesia donde solía acompañar a María, y donde según los fieles espera a reunirse con ella” menciona uno de los curas.

Una historia, la de Ciccio, que durante meses ha estado en boca de toda una ciudad y que recuerda a la historia contada por la famosa película Hachiko.