Santa Claus con Ryan y sus hermanitas

Reino Unido.- Un Santa Claus, fue despedido de la tienda de jardinería donde trabajaba, después que dijera a los niños que “no era real”, revelando que eran los padres quienes dejan los regalos en Navidad.

No conforme con las infames declaraciones, el maligno Santa, relató  a los menores de edad todo acerca de la masacre en Connecticut, lo que finalmente provocó el llanto de los pequeños.

Wendy Kennett, la madre de los 3 niños desilusionados, dijo que lo que pretendía quedara como un bello recuerdo en la mente de sus niños, será el peor día de su vida.

La señora Kennett y su marido, decidieron llevar a sus 3 hijos, Ryan de 10 años, Amy de 7 y Katie de 6; a la tienda Notcutts en Nuneham Courtenay, cerca de Abingdon.

Emocionados, los niños se sentaron en las piernas de santa y aseguraron haberse portado bien todo el año.

Pero entonces la platica de “Santa” se torno algo dramática, empezó relatando a los niños la brutal manera en que Adam Lanza asesino a 20 niños y 6 adultos en la primaria Sandy Hook de Newtown.

“Bueno, hay gente mala en el mundo y suceden cosas malas, como lo que les paso a esos niños en Estados Unidos”, explicó el infame Santa Claus.

Cuando la madre de los muchachos se percató de lo que estaba pasando interrumpió, pero Santa le pidió a las niñas que lo dejaran hablar a solas con su hermano.

Entonces el malvado personaje susurró algo al oído de Ryan, quien huyo llorando y le dijo a sus papas: “Santa me dijo que no es real, sólo son ustedes”. Las niñas estaban paradas junto a sus padres cuando Ryan hizo la fatal declaración.

La señora Kennett pagó más de 5 libras por cada niño. Furiosa, acusó al “Santa” con el gerente de la tienda, quien decidió dejarlo laborar el resto del día, pues había una enorme fila de niños y no quería decepcionarlos. Al final el sujeto caracterizado de Santa Claus, fue despedido.

Además del despido, la gerencia de la tienda obsequió boletos para el parque Winter Wonderland para toda la familia.

La madre de los pequeños espera que sus hijos se recuperen de este amargo suceso. 

 

Con información del Daily Mail