Estados Unidos.- En los Estados Unidos ha surgido una nueva y peligrosa moda que consiste en que las mujeres se corten el dedo meñique del pie para poder lucir los tacones más altos con comodidad.

No obstante que muchos cirujanos especialistas rechazan este tipo de prácticas, que son desde acortar dedos demasiado largos y/o inyectar colágeno en la planta de los pies, la tendencia sigue creciendo entre las mujeres norteamericanas.

De acuerdo con opiniones de los expertos, existen muchos riesgos en llevar a cabo esta práctica, pero muchas mujeres prefieren poder usar y lucir tacones altos sin importarle el costo.

El médico especialista, doctor Brenner, miembro de la Asociación Americana de Podología Médica afirmó en una entrevista para la CBS News: "yo sólo hago cirugías para las personas que tienen problemas. Si no es así no hay cirugía".

Y es que cortar el dedo meñique del pie puede provocar un exceso de presión en todo el pie, y por otro lado, las inyecciones de colágeno pueden generar graves deformaciones con el paso del tiempo.

Pese a todo, muchas pacientes, como el caso de Susan Deming, consideran una buena opción cortarse el dedo meñique, pues ella se sometió a un acortamiento de un dedo del pie y aseguró a la cadena Fox News: “a menos que hayas estado allí, no puedas encontrar zapatos, y sientas mucho dolor, no puedes juzgarnos". "Yo tenía callos y todo tipo de problemas con mi pie izquierdo. Y finalmente, ha sido una solución”, afirmó Susan.

Ante esta situación, la Asociación Americana de Podología Médica emitió un comunicado donde señala que el 87% de las mujeres tienen problemas en los pies por el uso de zapatos mal ajustados y de tacones altos.

Los expertos indican que el uso de tacón genera una presión constante en los pies, causando dolor y entumecimiento, provoca juanetes o dedos en forma de garra, este hábito también desencadena dolores en piernas y cadera.

Con información de El Universal e Internet