jueves 24 de abril de 2014 | 11:41
Histórico

Cae banda de secuestradores vinculados con la Familia Michoacana

lun 31 de enero de 2011

Elementos de la la Policía Ministerial en el Estado de México detuvieron a una banda de secuestradores vinculados al Cártel de la Familia Michoacana, informó el procurador estatal Alfredo Castillo Cervantes.

De acuerdo a la Procuraduría General de Justicia del Estado de México (PGJEM) la banda de secuestradores era conocida como "los Santa Ana" y estaban vinculados a La Familia Michoacana e implicados en al menos 11 plagios en el valle de Toluca.

El procurador Alfredo Castillo Cervantes reconoció que ante la ruptura de las líneas de mando de las organizaciones delictivas se crean nuevas microcélulas que pretenden operar de manera independiente en delitos como secuestro, extorsión y homicidios.

Dijo que algunas líneas de investigación indican que es probable que los grupos delincuenciales "los Santa Ana", "el Limas" y "el Cachorro" estén relacionados con el homicidio del ex presidente municipal de Ixtapan de la Sal, Salvador Vergara, ultimado en una emboscada en octubre de 2008. El líder de "los Santa Ana", Alberto Aurelio Estrada Flores, fue capturado en el municipio de Nezahualcóyotl, justo cuando se disponía a cobrar un rescate en la calle 7, en Neza Bordo, donde disparó contra los policías que finalmente lograron herirlo y someterlo.

El resto de los integrantes fueron detenidos en un domicilio particular del fraccionamiento Las Galaxias, en Toluca, y responden a los nombres:   Efraín Sánchez Arzate, de 19 años; Norberto León González, de 25; Rosalino Riva Flores, de 47; Javier Jiménez Flores, de 23; Octavio Antonio Escalona, de 34 y Alfredo Corona Jiménez, de 28 años, quien operaba como el subjefe de la banda.

"Los Santa Ana" contaban con cinco casas de seguridad en el Valle de Toluca.

El 23 de enero pasado fueron rescatadas tres personas plagiadas, por lo que fue posible darle seguimiento a las investigaciones para lograr la captura de los secuestradores y homicidas.

La PGJEM incautó a los delincuentes armas calibre 9 milímetros, AK-47, escopetas, granadas, tres camionetas y dos automóviles, uno de ellos de servicio público.