miércoles 01 de octubre de 2014 | 11:22
Histórico

Imagen del Niño Dios llora sangre en Veracruz

mié 5 de enero de 2011

El suceso, según los informes recabados, se registró entre las 12 y 12:30 horas cuando solamente en la capilla se encontraban dos mujeres haciendo la limpieza acostumbrada.

Javier Sánchez Martínez, párroco del Templo dedicado a María Magdalena y responsable de la parroquia ya mencionada pidió a los feligreses calma ante el suceso y aseveró que "es muy posible que alguien haya hecho esto a propósito y con la finalidad de atraer turismo a la población".

Violeta Torres, la primera mujer en ver las lágrimas de sangre del Niño Dios, dijo que a las 11 de la mañana ella se encontraba haciendo la limpieza, pero que no se acercó al Nacimiento sino hasta entre las 12 y 12:30 horas.

"Me acerqué al Niño Dios cuando terminé de hacer la limpieza para rezar, pero me sorprendí mucho y hasta se me enchinó la piel cuando ví que el Niño tenía unas lágrimas rojas que salían de sus ojos", dijo.

Aseguró que ante el hecho se persignó y salió de la Capilla asustada y sin decir algo de lo que acababa de ver.

Refirió que entonces decidió ir a comprar sus alimentos para el mediodía, pero cuando regresaba se encontró en la calle con otra mujer que iba muy aprisa gritando "¡El Niño Dios llora!

, ¡El Niño Dios llora!

". Comentó que cuando llegó a la Capilla del Llanito ya la gente se empezaba a arremolinar en torno del Nacimiento en donde se encuentra el Niño Dios y que todos al ver la imagen se persignaban, se hincaban y se ponían a rezar.

En la capilla, a las 14 horas, la gente iba llegando cada vez en mayor número e invariablemente, todos se ponían a rezar.

"¡Ave María Purísima!

, ¡Dios es muy grande y está con nosotros!

", exclamó una señora al ver la escena.

Tanto hombres como mujeres se mostraban muy sorprendidos del suceso que, según aseguran, no se había registrado en alguna otra ocasión.

Unos feligreses estaban felices "porque este milagro quiere decir que Dios no nos ha dejado solos"; otros se mostraban angustiados y hasta llorosos "porque no sabemos por qué nuestro Niño Dios llora, estamos tristes por eso".

En la capilla hubo algunos que aseguraron que el mismo Niño Dios ha sanado a enfermos, pero que de eso nadie habla "porque el mayordomo que lo cuidaba les pidió que guardaran silencio".

Iglesia desmiente el milagroJavier Sánchez Martínez, párroco del Templo dedicado a Santa María Magdalena, pidió calma a los feligreses y les dijo que no se deben hacer conjeturas de un hecho que es más humano que milagroso.

"En mi opinión es muy seguro que en un descuido de las señoras que cuidan aquí alguien entró a la capilla y le puso esas lágrimas al Niño Dios.

Para mí no hay elementos para considerar este suceso como un milagro", aseveró.

Aceptó que en Xico hay mucha religiosidad y que por ello se debe de tener mucho cuidado con lo sucedido ayer.

Insistió en descartar que las lágrimas de sangre del Niño Dios sea un milagro y que ellas fueron ocasionadas por un humano porque incluso había gotas rojas en una mula cercana al Niño.

"Realmente no hay pruebas que indiquen que digamos que esto es un milagro, la prueba sería, por ejemplo, que la sangre estuviera viva y aquí las lágrimas están secas", afirmó.

Al ver llegar a representantes de medios de comunicación, el padre Jesús Sánchez Martínez decidió retirarse del lugar un tanto molesto, no sin antes dejar instrucciones a los feligreses de que no se proporcionara información al respecto.

Al cuestionársele al respecto, Sánchez Martínez afirmó que el suceso se realizó con la finalidad de llamar la atención.

"La finalidad es llamar la atención en estos días y atraer turismo.

Tengo apenas unos meses aquí y tengo entendido que en otras ocasiones se ha intentado lo mismo en otras capillas con la misma finalidad.

Xico no necesita de esto para poder promoverse, Xico llama la atención por sí solo", dijo.