jueves 23 de octubre de 2014 | 08:03
Histórico

Subasta Hacienda bienes del narco; no da a conocer identidad de compradores

vie 4 de septiembre de 2009

MEXICO (AP) — Un avión Douglas DC-9 incautado en 2006 en el sur del país, y que fue utilizado para transportar 5,5 toneladas de cocaína, terminó en manos de un particular por escasos 242.000 dólares en una subasta de bienes decomisados al narcotráfico realizada por autoridades federales.

Durante dos días, el gobierno realizó la mayor subasta de bienes y mercancías incautadas o requisadas tanto a personas y empresas con adeudos o irregularidades fiscales como al narcotráfico, y en la que por primera vez se vende un DC-9 usado por el crimen organizado.

"Es la subasta en que hemos vendido más bienes, vendiendo poco más de 16 millones de bienes", dijo el viernes Eduardo García, director ejecutivo de Comercialización de Bienes del Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE).

Aunque los bienes procedentes del narcotráfico representaron una parte importante en términos de monto, una buena parte de lo que se subastó no tenían relación con actividades de los carteles de las drogas, como varias piezas requisadas en aduanas y que era mercancía sobre la que nadie pudo demostrar su posesión.

La subasta de artículos que fueron parte de los carteles incluyó nueve aeronaves en total, autos de lujo, camiones, un yate de 13,95 metros de eslora y un velero de 8,06 metros de largo.

Sin embargo, la novedad en la subasta realizada entre el jueves y el viernes, fue el DC-9. La puja por el avión comenzó con un precio base de 1,65 millones de pesos (unos 121.000 dólares), y finalmente se vendió en 3,3 millones de pesos (unos 242.000 dólares).

No se dio a conocer el nombre del comprador, como parte de las políticas del SAE, un organismo del gobierno federal que desde 2005 realiza subastas públicas de bienes, incluidos los incautados al narcotráfico.

"Un avión tan grande como el DC-9 nunca habíamos subastado", comentó García.

La historia de ese avión se remonta a abril de 2006, cuando momentos de haber aterrizado en el estado sureño de Campeche, efectivos militares lo tomaron bajo su control tras recibir información sobre un posible cargamento de droga que transportaría.

Los militares encontraron en el interior de la aeronave 128 maletas de color negro con 5,5 toneladas de cocaína.

El avión llegó procedente de Venezuela sin ningún pasajero a bordo.

El gobierno informó entonces que el ejército recibió información de autoridades venezolanas y estadounidenses sobre el avión, que actualmente se encuentra resguardado en el hangar de la Procuraduría General de la República en el aeropuerto internacional de la ciudad de México Cualquier persona puede participar en las subastas y los únicos requisitos son pagar una garantía y presentar algunos documentos de identificación, lo cual no impide que los propios narcotraficantes adquieran parte de los bienes que se les incautaron.

"Finalmente por ley no podemos impedirle a nadie la participación a menos que haya incurrido en alguna falta con nosotros en cuanto a pago de alguno de los bienes.

. . (y) finalmente si son ellos los que compran, lo van a pagar bien", dijo García interrogado sobre esa posibilidad.

Las otras aeronaves subastadas fueron siete avionetas Cessna y un Sabreliner.

Sólo el primer día, durante la subasta de la primera mitad de los 561 lotes, el SAE había obtenido 78,3 millones de pesos (unos 5,7 millones de dólares), con lo cual esperaban el viernes romper el récord de unos 82 millones de pesos (unos seis millones de dólares) logrado en una puja de bienes en abril.