miércoles 20 de agosto de 2014 | 05:45
Histórico

Peña Nieto no quiere "maricones" en Edomex, denuncian

vie 5 de junio de 2009

Agustín Estrada Negrete, que se desempeñaba desde el 2002 como director de Centro de Atención Múltiple que atiende niños con discapacidad, denunció que  ha sido víctima de agresiones discriminatorias y de marginación por parte de las autoridades de Edomex, y en especial de Enrique Peña Nieto.

Durante una entrevista radiofónica, detalló que a raíz de que participara en un movimiento contra la homofobia en Ecatepec, vestido como uno de los personajes de la película La Jaula de las Locas, comenzaron las presiones por parte de las autoridades estatales mexiquenses y de Educación Pública para que dejara su cargo en el instituto.

Incluso, destacó una entrevista que mantuvo con el gobernador Enrique Peña Nieto, quien le dijo que no podía regresar a su puesto "porque en el estado de México no se aceptaba a los homosexuales que estuvieran dando clases".

Agregó que también mantuvo una plática con la secretaria de Educación Pública estatal, Guadalupe Monter Flores, ella le explicó que no podía regresar al instituto por las fotografías que aparecieron en los periódicos donde aparecía como "travesti" en la marcha, por lo que podría ser un mal ejemplo para la niñez, los padres de familia y la educación, además de que podría ocasionar daños sicológicos a la sociedad mexiquense.

No obstante, Estrada Negrete insistió en permanecer laborando en el Centro y ganó un acuerdo para integrarse nuevamente como maestro, por lo que las autoridades lo acusaron de ataques a las vías de comunicación.

Estrada Negrete fue detenido, agredido y torturado por policías ministeriales y granaderos.

Sostuvo que inmediatamente fue enviado a la cárcel de máxima seguridad en Almoloya donde fue violado por lo internos.

"Tanto los granaderos, los agentes ministeriales y los presos decían que ellos me violaban, me golpeaban, me torturaban por órdenes del gobernador Enrique Peña Nieto.

. . que el gobernador no quería 'maricones' y que si yo hacía la denuncia pública me iban a arrebatar la vida", denunció.

Dijo que luego de pagar una fianza fue liberado, pero hasta el momento se encuentra escondido debido a que las autoridades hostigan a su familia y algunos padres de los niños que pertenecen al Centro.

Resaltó que a pesar de que acudió al Ministerio para levantar la denuncia, se le ha negado el trámite, con el argumento de que esa situación está fuera de sus manos porque se trata de acusar a un gobernador.

"Me dijeron que cometí el delito de ser homosexual en el estado de México donde no existen leyes que protejan los derechos de los homosexuales", añadió.

Indicó que ya presentó una denuncia ante un instituto contra la tortura de las Naciones Unidas, quien ya envió un comunicado a Felipe Calderón para que intervenga ante los actos de tortura.