martes 02 de septiembre de 2014 | 01:51
Histórico

Celebran en Chilpancingo el tradicional Paseo del Pendón

dom 21 de diciembre de 2008

. Chilpancingo, 21 Dic (Notimex).

- Desde 1825 se ha llevado a cabo el tradicional Paseo del Pendón, el segundo domingo de diciembre, con danzas tradicionales y grupos culturales, que anuncia el inicio de la Feria de Navidad y Año Nuevo.

En el festejo del 183 aniversario del Paseo del Pendón que recorrió la ruta tradicional de los cuatro barrios, comenzó desde San Mateo, siguió cerca de la Santa Cruz, San Francisco y San Antonio, hasta llegar a la plaza de toros, en las instalaciones de la Feria de Navidad.

El recorrido de más de ocho kilómetros, presenciado por más de 20 mil personas, fue encabezado por el gobernador Zeferino Torreblanca Galindo, los funcionarios de su gabinete y el alcalde, Mario Moreno Arcos.

La tradición se apoderó de las calles de la ciudad, la música de banda, chile frito, un domingo anterior a la Navidad; de las siete regiones del estado: Centro, La Montaña, Norte, Costa Grande, Costa Chica, Tierra Caliente y Acapulco, llegaron las danzas para participar en la festividad.

De acuerdo con el reporte de las autoridades municipales, participaron al menos 110 danzas tradicionales, y 60 grupos culturales, entre ellos; aunque la tradición no dejó de ser empañada por el alcohol, sobre todo el tradicional mezcal.

La costumbre tiene su origen en 1529, cuando el cabildo de la naciente Ciudad de México dispuso que se celebrara una fiesta en honor de San Hipólito en su día, un 13 de agosto, cuando sucumbió Tenochtitlán en manos de Hernán Cortés.

Pero a partir de 1825, Nicolás Bravo decretó que cada año se realizara una feria decembrina en Chilpancingo, que se anunciaría también por medio de un pendón, desde entonces la feria de San Mateo, Navidad y Año Nuevo se celebra del 23 de diciembre al siete de enero.

El tradicional recorrido es visto por miles de familias de los puntos céntricos de Chilpancingo, quienes reciben el contingente de danzas y grupos culturales que acompañan a las autoridades estatales y municipales, con agua, naranjas cortadas en rodaja, mandarina y hasta mezcal.

Lo más destacado en el recorrido son los hombres representando a tigres y los tlacololeros, aunque participan en danzas como los chinelos, los diablos, cuatro pares.

Los caballos recorrieron también las calles de la ciudad, tras los mismos una burrita adornada cargada de dos barriles de mezcal, figura tradicional del desfile.

También, en seguida, el carro alegórico con la señorita Flor de Noche Buena, las autoridades gubernamentales, organizadores, invitados y representantes de los cuatro barrios.

El recorrido concluye con el tradicional Porrazo del Tigre, que consiste en una lucha de fuerzas entre dos varones disfrazados de tigres, enfundados en su vestimenta amarilla con manchas negras, que representan a los barrios representativos de la ciudad.