lunes 01 de septiembre de 2014 | 02:30
Histórico

La "guerra" contra el narco vista desde Estados Unidos

Víctor Hernández

mar 23 de diciembre de 2008

En México la supuesta guerra contra el narco no ha dado resultado alguno.

No ha disminuido el tráfico de drogas, ni el consumo, ni la violencia.

Es más, la violencia y el consumo van en aumento.

El consuelo de algunos panistas respecto a este rotundo fracaso ha sido decir "ah, pero mira como ha aumentado el precio de la droga en Estados Unidos.

" Pero con eso lo que nos están diciendo es que se están usando recursos (y sangre) de los mexicanos para resolver un problema de otro país.

Y "resolver" entre comillas porque el que suban los precios de las drogas en Estados Unidos no se traduce en un menor consumo.

Al margen de cuestiones de precios, en Estados Unidos no parecen estar muy contentos con el resultado de la guerra que inició Felipe Calderón contra el narco para tratar de legitimar su fraude electoral.

Hace poco más de una semana la revista Forbes anunció en su portada "el siguiente desastre" en México por la violencia del narco.

Uno de los datos que publicaron fue el hecho de que en Estados Unidos el gobierno ya está más preocupado por la violencia del narco en México que por Irak y Afganistán.

Eso que publicó Forbes fue un dato de un experto en seguridad de Estados Unidos.

No mencionó nombres de quienes estaban preocupados por la violencia en México.

Pero ahora la cosa cambió.

Porque quien acaba de decir con todas sus letras que Obama tendrá que lidiar con el narco mexicano es George W.

Bush. Lo dijo en una entrevista al Washington Times.

Lo dijo, en realidad a manera de indirecta.

Su verdadera intención era decirle a Obama que no mandara a volar a Álvaro Uribe y a Felipe Calderón, quienes fueron sus fieles perros falderos.

Pero si Bush se colgó del tema del narco Mexicano es porque sabe que ante la opinión pública ese es un tema que causa preocupación.

Así funcionan los políticos en Estados Unidos.

Sólo hablan de lo que genera rating porque es un tema en boca de todo el mundo.

La implicación de esto es muy seria.

Quiere decir que en Estados Unidos no ven una mejora en el problema del narco como resultado de la "guerra" de Calderón.

Al contrario; ven un deterioro que ya les va a afectar a ellos de manera negativa.

¿Por qué la necedad entonces de seguir con una guerra absolutamente inútil y contraproducente?

Peor: la realidad de la guerra contra el narco se ha limitado a circos mediáticos que pretenden hacerle creer a la gente que se está haciendo algo pero que en realidad no resuelve nada.

Al inicio de la disque guerra fueron sendos los reportajes de los operativos anti-narco y los spots del gobierno para hacerle creer a la gente que de verdad se estaba combatiendo al narco.

Dos años después el narco decapita a 8 militares y le advierte al gobierno que por cada uno que le maten, ellos les van a matar 10. ¿Cuál fue la respuesta de Calderón?

Ninguna. El día que se dieron a conocer las 8 decapitaciones Calderón estaba en Campeche reunido con la familia de Mouriño.

No dijo nada hasta la tarde del día siguiente.

Y hasta el día siguiente después de eso nos encontramos con esta payasada que sale en El Universal: "van por aire y tierra contra los asesinos.

" Más que una nota suena como a comercial de alguna película de los Hermanos Almada o de Valentín Trujillo.

Es decir, más circo mediático.

Calderón y los medios que le hacen coro podrán hacer todo el circo que quieran, pero eso no resuelve el problema.

El verdadero problema es que Calderón inició una guerra inútil contra el narco para tratar de legitimar su fraude electoral.

Y ahora el resultado neto es que ha aumentado la violencia y la inseguridad, pero el narco sigue intacto.

¿Hasta cuando se va a prestar el ejército para seguir solapando esta necedad?

¿Hasta que los propios soldados empiecen a protestar como lo hicieron los soldados en Vietnam y en Irak?

Si Guillermo Galván quiere hundir más al ejército en el juicio de la historia, de verdad que lo está logrando.