lunes 21 de abril de 2014 | 09:53
Histórico

La Tradicional Carta de Pepito a Santa Claus

Pomponio

vie 26 de diciembre de 2008

La Tradicional Carta de Pepito a Santa Claus Querido Santa Claus: Te extrañara que te escriba hoy 26 de diciembre, pero quiero aclarar ciertas cosas que me han ocurrido desde el primero de mes cuando lleno de ilusiones te hice llegar mi carta, en la que te pedia que me trajeras una bicicleta, un tren electrico, un nintendo 64 y un par de patines.

Quiero comentarte que me mate estudiando todo el año tanto, que no solo fui el primero de la clase, sino que saque puros cienes en el colegio.

No te voy a engañar, no hubo nadie en el país que se portara mejor que yo, con sus padres, hermanitos, amiguitos y con los vecinos.

Hacia favores sin cobrar.

Ayudaba a los viejitos a cruzar la calle.

Y no habia nunca algo, que no hiciera yo por mis semejantes.

Y sin embargo: ¡¡¡ Que huevos los tuyos Santa Claus!

! ! Y' que dejar abajo del arbolito un puto trompo, una mierda trompeta y un maldito par de calcetines, ¡Que mierda!

. ¿Que carajo te estas creyendo gordinflon?

Osea que me cojiste de pendejo todo este año para salirme con una mierda de este calibre.

. . Y no conforme con eso, al maricon del hijo de la señora a quien mi papá le es chofer.

. . A ese idiota sin educación, malcriado, PANista, desobediente que le grita a su mamá.

. . A ese hijo'e'puta que no puede entrar a su cuarto de tantos juguetes que tiene, a el si le trajiste todo lo que te pidio.

Por eso ahora quiero que venga un terremoto ó algo asi, para que nos lleve la gran puta a todos, ya que con un Santa Claus tan falso mejor, que nos trague la tierra.

Pero eso si, no dejes de venir el año que viene, porque voy a reventar a pedradas a tus putos y sarnosos venados, empezando por ese tal "Rudolph" que tiene nombre de homosexual.

Te los voy a espantar para que tengas que joderte caminando y regresar a pie como yo, ¡Cabrón!

Yá que la bicicleta que te pedi era para ir al colegio, que queda rete carajo lejos de mi casa.

. . . ¡¡¡Aaah!

! ! Y no quisiera despedirme sin antes mentarte la madre, ¡Pendejo!

Ojala que cuando vayas bien alto se te voltee el puto trineo y te pegues un buen cantazo por ser tan mierda.

Pero eso si te advierto que el año entrante vas a saber lo que es un niño maldito, desgraciado y mal portado.

Atentamente: Pepito el cabrón.

P. D. El trompo, la trompeta y el par de medias, puedes pasar a recogerlos cuando quieras para que te los zampes entre el culo.