lunes 20 de octubre de 2014 | 10:43
Histórico

El cuñado contra EL Universal; la corrupción de Peña Nieto (Montiel reloaded)

Federico Arreola

lun 13 de julio de 2009

Lo que sigue es una actualización de mi columna "La corrupción de Peña Nieto o Montiel reloaded" publicada en el SDP desde temprano este lunes y también en el medio impreso El Periódico, que desde hace poco tiempo ha empezado a circular diariamente en la Ciudad de México, un diario dirigido por Ramón Sallard y en el que participan Daniela Pastrana y Laura Itzel Castillo, entre otras personas.

"Perlas de la semana".

Es el título de la columna que el pasado domingo publicó Juan Ignacio Zavala, cuñado de Felipe Calderón, en Milenio.

En la misma se refirió a la primera plana de El Universal del lunes después de las elecciones.

"Algunos pensaron que se trataba de una idea original", dijo, "una manera distinta de interpretar el regreso del PRI: poner a Salinas cuando sale de la casilla.

. . Lástima que esa misma primera plana, con una foto como ésa, con Salinas saliendo de la casilla, fuera la principal de Milenio Diario hace seis años, ¡un día después de las elecciones!

Una especie de plagio diferido.

Esto permite corroborar lo que se rumora de la nueva dirección de El Universal: que ahí no llegaron periodistas, eso sí llegaron muchos pero que piensan poco.

Y no es broma".

Hace seis años yo era el director de Milenio y no recordaba la primera plana a la que hizo referencia Zavala.

Tal vez por eso, el domingo, cuando lo leí, no le di mayor importancia al asunto.

Los que sí se la dieron fueron los editores de El Universal.

En su columna "Bajo Reserva" dijeron este lunes: "Preocupan las razones que llevan al coordinador de proyectos especiales del CEN del PAN (y estratega de Germán Martínez) a emprender el ataque a un diario.

Su encono con quienes damos cuenta de la realidad podría entenderse quizá como una expresión de la frustración que ha dejado la derrota.

Pero más preocupante aún sería que la familia presidencial haya utilizado esa vía, la del hermano de la primera dama, para atacar y calumniar a medios de comunicación que mantienen una línea independiente frente a Los Pinos.

¿Es esto el principio de una campaña contra periodistas incómodos?

". ¿Periodistas incómodos los de El Universal?

Incomodísimos, sin duda, pero para López Obrador, al que sus columnistas calumnian todos los días.

De ninguna manera para Calderón, al que se la viven elogiando.

Creo que Nacho Zavala no recibió línea de su cuñado cuando escribió dos verdades: que El Universal tomó una vieja idea de Milenio para adornar una portada reciente y que en el periódico de Juan Francisco Ealy Ortiz algunos de sus editores piensan poco (esto me consta, desde luego).

En mi opinión Zavala dijo eso, como diagnosticó El Universal, como una expresión de la frustración que ha dejado en los panistas la derrota electoral.

Pobres. Tendrá que acostumbrarse ahora a ver cómo la prensa vendida cambia de patrón: de Calderón a Peña Nieto.

Continúa mi columna: "La corrupción de Peña Nieto o Montiel reloaded".

Muchos ven segura la candidatura presidencial de Enrique Peña Nieto.

No parece haber en el PRI nadie capaz de pararlo porque lo apadrina Carlos Salinas, lo protege Televisa, lo ve con buenos ojos Elba Esther Gordillo, lo financian los gobernadores priistas, lo asesoran grandes empresarios, lo bendice la iglesia, lo aprueba Felipe Calderón y tal vez hasta lo apoya el narco.

Si eso es cierto, como lo es, detrás de Peña Nieto hay una enorme red de grupos de presión -la mafia, pues- que sienten que, por la magnitud de las crisis económica y de seguridad, podrían írseles de las manos los negocios que controlan si se diera cualquiera de dos situaciones, ambas probables y ambas catastróficas para ellos: la primera, que impulsado por los pobres, que por desgracia cada día son más, llegara al poder alguien como López Obrador, con quien los políticos y empresarios deshonestos jamás se van a entender; la segunda, que se generalice la violencia desatada por la fallida guerra contra el narco de Calderón, lo que necesariamente acabaría con la nación mexicana tal como la conocemos.

Los potentados que patrocinan a Peña Nieto parten de dos diagnósticos, uno verdadero y el otro falso: El primero, que si en vez de López Obrador es el mexiquense el que llega a Los Pinos, el gobierno continuará protegiéndoles, lo que es cierto.

El segundo, que el ahijado de Salinas, apuntalado por las duros del PRI, encontrará la fórmula para que la economía crezca y para acabar con la violencia, lo que no ocurrirá, ya que la falta de crecimiento responde en México sobre todo a la ausencia de un sistema económico competitivo y honesto que premie la efiencia y la innovación y en el que no ganen, aunque sean improductivos, los mismos corruptos de siempre; en cuanto a la violencia, la situación va a estallar en el momento en que la ferocidad del narco coincida con el hambre de los ya demasiados mexicanos que han perdido el empleo y la esperanza.

Por lo demás, Peña Nieto tiene rivales en el PRI.

Pienso en políticos con oficio, recursos y amigos entre los grupos que soportan al mexiquense, como Manlio Fabio Beltrones y Beatriz Paredes.

Como es tan obvia la corrupción de Peña Nieto, y tan fácilmente demostrable para sus compañeros de partido, existen enormes posibilidades de que pronto el novio de la Gaviota quede totalmente exhibido como lo que es: un político sucio.

Lo que le pondrá fuera de combate.

Sí, Arturo Montiel reloaded.