Pekín, 8 Dic (Notimex).- La jefa de una red que obligó a cientos de mujeres a ejercer la prostitución en salones de bellezas y hoteles de la ciudad de Chongqing, en el suroeste de China, ha sido ejecutada, informaron hoy las autoridades.

En tanto, en Manila medios de prensa reportaron también este jueves la ejecución de un connacional convicto de tráfico de drogas en China, por cuya vida solicitó clemencia el presidente filipino Benigno Aquino III.

La mujer ejecutada era Wang Weizi, declarada culpable en 2010 de atraer, bajo engaños, a cientos de mujeres a Chongqing para luego obligarlas a prostituirse en salones de belleza y hoteles.

Un tribunal de esa ciudad la encontró culpable y la condenó a muerte en agosto de 2010, de acuerdo al diario "Chongqing Daily" citado por medios de prensa occidentales.

La ejecución forma parte de una campaña contra las mafias que durante años rigieron en la ciudad, iniciada en 2009 por el gobernador Bo Xilai.

En Manila el vicepresidente Jejomar Binay informó que el ejecutado mediante una inyección letal fue un hombre de 35 años de edad, quien fue detenido en septiembre de 2008 procedente de Malasia con 1.5 kilogramos de heroína.

Se trató de la cuarta ejecución de ciudadanos filipinos en China en lo que va del año, luego de que el pasado abril la pena capital fue aplicada a un hombre y dos mujeres, recordó The Philippine Star.

NTX/JCM/JEH/TIEMPO09