Río de Janeiro, 7 nov (EFE).- El Programa Mundial de Alimentos de la ONU (PMA) pretende aprovechar la experiencia de Brasil en la lucha contra el hambre y exportar el modelo que se ha implantado en el país a otras regiones de África, Asia y Latinoamérica, dijo hoy la directora del organismo.

"Brasil es un magnífico ejemplo, sobre todo para el continente africano, porque en los últimos años ha sacado con éxito de la pobreza y la hambruna a treinta millones de personas", dijo la directora del PMA, Josette Sheeran, en una conversación con Efe.

El PMA inauguró hoy en Salvador, capital del estado de Bahía, un "centro de excelencia contra el hambre" orientado a promover la cooperación entre países con el propósito de desarrollar los planes nacionales de alimentación escolar y fomentar la seguridad alimentaria.

Sheeran subrayó la inversión dedicada por el Gobierno brasileño a impulsar planes como el Hambre Cero, creado en 2003 para garantizar la alimentación diaria de millones de personas, o el Bolsa Familia que subsidia a familias de escasos recursos.

"Queremos exportar a otros países la fortaleza que ha demostrado Brasil en la lucha contra el hambre y la desnutrición. Esa experiencia debe ser aprovechada", agregó la directora del PMA al elogiar los progresos del país suramericano en su lucha contra el hambre.

La iniciativa colaborará con Gobiernos como el de Mozambique o Malí con el objetivo de fomentar programas de intercambio de información sobre las comidas escolares y prácticas de alimentación en las escuelas.

La visita de Sheeran a Brasil coincide con la celebración de la IV Conferencia Nacional de Seguridad Alimenticia y Nutricional, que desde hoy reúne en Salvador a unas 2.200 personas para avanzar en el compromiso de garantizar el derecho a una alimentación adecuada y saludable.

La directora del PMA mostró su preocupación por la crisis alimentaria que vive el Cuerno de África y abogó por incrementar la inversión con el objetivo de asegurar la ayuda humanitaria en la región.

"En países como Somalia existe una situación muy delicada. Hay que actuar y trabajar juntos", apuntó Sheeran.

El pasado mes de julio, la ONU declaró de forma oficial el estado de hambruna en dos regiones del sur de Somalia que afecta a cerca de cuatro millones de personas, lo que ha provocado el desplazamiento de 100.000 de ellos a otros lugares del país en busca de comida y agua.

"Hay que agradecer a España que haya sido uno de los países que con mayor decisión ha contribuido a paliar esa situación de emergencia", apuntó Sheeran, quien sostiene que el aumento poblacional, que hace que el planeta tenga hoy 7.000 millones de personas no tiene porqué generar nuevas crisis alimentarias.