Buenos Aires, 1 nov (EFE).- Grupos a favor y en contra de los proyectos de ley de despenalización del aborto en Argentina se manifestaron hoy a las puertas del Parlamento en el reinicio de los debates en comisiones de varias iniciativas.

Los proyectos, presentados en la Cámara de Diputados el año pasado, comenzaron a ser analizados hoy por la Comisión de Legislación Penal.

Aunque el aborto está prohibido por ley en Argentina, salvo en casos de peligro para la vida o la salud de la madre, violación o abuso a una mujer discapacitada, según cifras oficiales se registran alrededor de 500.000 interrupciones voluntarias del embarazo cada año.

"No al genocidio del aborto" fue la consigna con la que integrantes del colectivo Unidos por la Vida se congregaron en las puertas del Congreso para rechazar la despenalización de la interrupción voluntaria del embarazo.

A pocos metros, también se manifestaron, pero a favor de la iniciativa, diversos grupos sociales.

La discusión de este tema sensible prevé tener un final abierto pues tanto dentro del oficialismo como de los partidos de oposición con representación parlamentaria hay posiciones a favor y en contra de la despenalización.

La presidenta argentina, Cristina Fernández, quien logró la reelección en octubre pasado por casi el 54 % de los votos, no se ha pronunciado públicamente sobre el asunto desde que los diferentes proyectos de ley empezaron a debatirse en comisiones.

Sin embargo, el año pasado frenó una resolución que permitía a los médicos interrumpir embarazos producto de violación sin necesidad de intervención judicial.

Las leyes argentinas aceptan el aborto en los supuestos de violación probada, peligro para la vida o incapacidad mental, pero estos casos deben dirimirse en los tribunales.