A partir de residuos del proceso de transformación del mármol, y de cualquier tipo de desecho de polipropileno o PET, un grupo de 30 alumnos de tres ingenierías del Tec de Monterrey, Campus Puebla, desarrollaron este material de construcción que posee las mismas características del concreto convencional, sustentable y de bajo costo.

La industria del mármol en México desecha al año un promedio de 40 a 80 toneladas en lodos y trozos que sólo representan gastos de almacenaje para los productores, pero con un stock del nuevo material de construcción creado por alumnos del Tec de Monterrey, Campus Puebla, sería posible producir 85 toneladas anuales y la oportunidad para los constructores de emplear un material térmico que destaca por ser repelente al calor. Así lo señaló el doctor Said Robles Casolco, profesor del Departamento de Mecánica del campus.

La consistencia ligera es una de las propiedades de este "cemento ecológico"; esto se debe a su composición: 40 por ciento de residuos de mármol, 20 por ciento de desechos de plástico y 40 por ciento de aditivo. "Esto permite que sea hasta 40 por ciento más económico que un concreto de grava y arena. En el mercado un costal de 50 kilogramos tiene un precio de 100 pesos aproximadamente", explicó Adriani Zanatta Alarcón, alumno de la carrera de Ingeniero en Mecatrónica (IMT). En el desarrollo también participaron alumnos de las carreras de Ingeniero Industrial y de Sistemas (IIS) e Ingeniero Mecánico Administrador (IMA).

El doctor Robles Casolco recalcó que "con la aplicación de mármol se realiza un proceso sustentable único en el país y que puede ser utilizado para la construcción principalmente de hogares para personas de escasos recursos".

Además de los beneficios económicos y mecánicos del nuevo material, el investigador resaltó que el nuevo cemento abre una vertiente para la industria del mármol, la cual, según datos del Consejo Mexicano del Comercio Exterior (COMCE) posee un valor de producción 4 mil millones de pesos, del cual el Estado de Puebla abarca el 20 por ciento de la producción y lo ubica como el tercer productor a nivel nacional.

Patente y registro de la innovación

El nuevo cemento ecológico fue registrado ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Intelectual con la marca "Plamarsa" con el folio 0091776. Además de patentarse con el título: "Exergía del conglomerante para la fabricación de piezas y construcción de revestimientos para viviendas a partir de residuos de carbonato de calcio" con folio MX/E/2011/033340.

Con este proceso, Casolco, quien también es miembro del Sistema Nacional de Investigadores (SNI) Nivel I, manifestó que será posible iniciar el proceso de comercialización y licenciamiento, lo cual es el siguiente paso que cualquier innovación científica o tecnológica debiera seguir para su aplicación práctica y que beneficie a la ciudadanía en general.

El doctor Said Robles insistió en la necesidad de fomentar una cultura sobre el registro y patentes al interior de las universidades, que al día de hoy en México sólo producen el 20 por ciento de un total de 700 patentes en México.

AGENCIA INFORMATIVA DEL TECNOLÓGICO DE MONTERREY (agenciainformativa@servicios.itesm.mx)

&TEC&

redac