México, 27 Abr. (Notimex).- La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) atenderá quejas contra autoridades escolares que tengan una conducta que dé lugar a la violencia y vulnere el derecho de niñas, niños y adolescentes a tener una educación de calidad.

El problema, también conocido como "bullying", representa un riesgo para 18 millones 781 mil 875 niñas y niños que estudian primaria o secundaria, razón por la que el organismo lleva a cabo un Programa Nacional para abatirlo, de acuerdo con un comunicado del organismo.

La CNDH destacó que las agresiones escolares se pueden dar entre alumnos, de maestros hacia alumnos, de estudiantes a profesores y de padres de familia a maestros y alumnos.

Por ello, con el Programa Nacional para Abatir y Eliminar la Violencia Escolar, la comisión pretende evitar daños al proceso pedagógico y problemas psicológicos, y busca atacar el problema con acciones que incluyen pláticas y talleres sobre derechos humanos.

Para la CNDH la educación y el desarrollo infantil en un ambiente adecuado son derechos consagrados en la Constitución y en diversos tratados internacionales que México ha ratificado.

Recordó que en el Artículo 3 de la Carta Magna se establece el derecho de todo individuo a la educación y en el Artículo 4 se constituye el derecho fundamental a un medio ambiente adecuado para el desarrollo y bienestar, así como el derecho de las niñas y los niños a la satisfacción de sus necesidades de educación.

Por último, recordó que en el mismo Artículo 4 se señala el deber que ascendientes y tutores tienen de preservar estos derechos, así como la obligación del Estado de proveer lo necesario para propiciar el respeto a la dignidad de la niñez.

NTX/MAS/HTV