lunes 27 de marzo de 2017 | 04:38
Columnas

¿Por qué Trump niega el saludo a Merkel?

@raulcaraveo dom 19 mar 2017 11:55
Donald Trump ha sufrido incontables rechazos no solo al interior de su país.
Donald Trump ha sufrido incontables rechazos no solo al interior de su país.
Foto propiedad de: Internet

El primer encuentro entre Donald Trump y Ángela Merkel sin duda es muy ilustrativo en cuanto a lo que podemos ver públicamente, la Casa Blanca manejó todos los protocolos con tan distinguido visitante, sin embargo no hay punto de comparación entre ambos líderes de potencias.

Ángela Merkel es de las gobernantes más conservadoras  de Europa, Canciller de Alemania desde 2005, muchas veces comparada con Margaret Thatcher por su liderazgo y eficacia; hija de un pastor luterano y una maestra de latín e inglés, su nombre de nacimiento es Ángela Dorothea Kesner pero conserva el apellido de su primer matrimonio con Ulrich Merkel de quien se divorció en 1982; en 1998 se casa con Joachim Saurer, pero siempre conservando el apellido Merkel, ha recibido más de 20 reconocimientos, es doctora en física cuántica.

Donald Trump es Donald Trump muy bien conocido por los mexicanos e hispanos, inmigrantes o no.

El encuentro con Trump es  inicialmente atento, la agenda marca como  temas; relaciones con Rusia, el cambio climático, la crisis de los refugiados, el futuro de la OTAN y el de la Unión Europea. Las diferencias de la opinión de ambos sobre los temas es notable; Merkel ha hecho pública su desaprobación a los decretos migratorios de Trump; éste ha llamado a la Canciller alemana “la persona que está arruinando a  Alemania”  especialmente por el “catastrófico error” de abrirle las puertas a miles de refugiados.

En otro tema Merkel desearía asegurar el apoyo de Trump por el Acuerdo Climático de París, donde varios países acordaron colaborar por el cuidado del medio ambiente,  a Trump no preocupa este tema, días antes de la visita anunció importantes recortes a programas que luchan contra el calentamiento global; reduciría 31% los fondos de la Agencia de Protección Ambiental de E. U. lo que llevaría a eliminar 3,200 puestos de trabajo o sea la quinta parte de los 15,000 funcionarios que hacen ciencia y ayudan en la conservación y normativa para proteger el agua, aire y las especies de animales y plantas.

En cuanto a la inversión en seguridad y armas los Estados Unidos sí han cumplido y sobre pasado con el objetivo de los países de la OTAN del 2% del PIB y mantiene más del 3.5% y creciendo, mientras que Alemania solo llega al 1.2%  si es que éste pueda ser un renglón aceptable o políticamente correcto.

Por otra parte Donald Trump ha sufrido incontables rechazos no solo al interior de su país, recientemente dos jueces le han detenido órdenes ejecutivas, gobernadores locales le ha puesto varios altos. La falta de talento político para lidiar con las esferas de poder en Estados Unidos le han demostrado que no es lo mismo ser un candidato  exitoso que un Jefe  de Estado, durante los primeros días de su mandato al querer imponer su sello personal ha cometido importantes errores.

El discurso y la lógica de los eventos le han volteado el escenario para ir disminuyendo su grado de aceptación al interior de sus gobernados.  México fue  su principal tema de campaña,  el tema de los inmigrantes mexicanos lo catapultaron para ganar la nominación del Partido Republicano primero y la presidencia después pero hoy ya no es suficiente. Es real la guerra interna de dos sectores en la Casa Blanca, es real la incapacidad para manejar con orden y verdad los asuntos de Estado, es decir con lógica.

Es probable que Trump pase a la historia de los Estados Unidos como el primer Presidente que gobernó de manera desordenada y faltando cotidianamente a la verdad, evidenciado múltiples ocasiones.

No sabe ni un ápice de teoría política, formas de Estado, regímenes políticos, realpolitik, etcétera, pero lo más lamentable es que no se ha rodeado de las mejores mentes y personas, sino de los más radicales y poderosos económicamente. Por lo mismo muy peligrosos.

La negación al saludo a Ángela Merkel demuestra al niño  gradulón-grosero del salón de clases reprendido por la Directora del Colegio, no me puedo imaginar la puntualización correcta y argumentada que le dio Merkel, no me puedo imaginar las clases de historia, economía y política que esta señora del más alto nivel le pudo dar en los minutos que convivieron. Qué pena por los norteamericanos de bien que son mayoría, qué pena por nuestro continente.

Aquí está un excelente examen del lenguaje corporal que hace el especialista Álvaro Bonilla y que le recomiendo ver:  https://www.youtube.com/watch?v=MFmPJbtdmuE&feature=share

 

Gracias por su lectura y recomendaciones en twitter y facebook