jueves 27 de abril de 2017 | 01:48
Columnas

La amenaza de Trump se hizo realidad

@dect1608 vie 17 feb 2017 10:08
120 mexicanos fueron deportados por el Gobierno de Estados Unidos
120 mexicanos fueron deportados por el Gobierno de Estados Unidos
Foto propiedad de: Internet

El presidente de la nación más poderosa del mundo comenzó a cumplir sus promesas de campaña con la deportación masiva de mexicanos. En lo que va del año se han repatriado alrededor de mil 500 paisanos, única y exclusivamente por el puente internacional Reynosa- Hidalgo. En 2016 fueron exiliados por este mismo cruce alrededor de 20 mil connacionales quienes en su mayoría eran oriundos de Veracruz, Chiapas, Oaxaca y el Estado de México. Este jueves, 120 mexicanos fueron regresados a nuestro país. 

La amenaza se convirtió en una realidad y desde el primero de febrero están siendo devueltos a sus ciudades de origen unos cien paisanos diariamente. Alrededor de las 18 horas a bordo de tres camiones que son utilizados en las cárceles estadunidenses, fueron descendidos 120 ciudadanos de nacionalidad mexicana a los que las autoridades migratorias de Estados Unidos, dejaron en la mitad del Puente Internacional Benito Juárez, para que fueran recibidos por personal del Instituto Nacional de Migración (INM) quienes los orientaron para que viajaran de regreso a sus hogares, si tenían los recursos financieros o de los contrario tuvieron que pasar la noche en la Casa del Migrante de “Nuestra Señora de Guadalupe” a cargo de Edith Hinojosa, quien preside este patronato de la Diócesis de Matamoros.

De continuar con estas acciones, Donald Trump, podría agudizar la crisis migratoria y seguramente ciudadanos como Edith y su equipo de colaboradores, tendrán que recibir pronto el apoyo del Gobierno Federal, Estado y municipio para que puedan seguir ayudando. De los 120 deportados este jueves, únicamente 40 hombres y 3 mujeres llegaron a la casa hogar para compartir el pan y la sal con otros 35 paisanos que ya eran refugiados por los voluntarios de "Nuestra Señora de Guadalupe".

Debido al constante pasó de migrantes la sociedad reynosense, tiene una sensibilidad especial para brindar un trato digno y humano a los mexicas y extranjeros que son repatriados por lo que en el año de 1997 en la Parroquia de Guadalupe se instaló un albergue con el apoyo de Monseñor Oscar Lozano y para el 2002 el Obispo Francisco Javier Chavolla, solicitó un terreno para la Construcción de una Casa, pues ya no se daban a basto para atender a los cientos de migrantes en el albergue y decidieron formar el Patronato Pro Construcción de la Casa del Migrante y empezaron a trabajar para reunir fondos para la edificación.

Ya para el 19 de abril el Gobierno Federal, los promovió como A.C. Teniendo la facultad de otorgar recibos deducibles de impuestos y en la actualidad, la casa es atendida por religiosas de la orden Vicentina. 

Fue hasta el 1 de agosto del 2007 que abrieron las puertas de la casa con capacidad para dar hospedaje a 80 migrantes, y ya con la construcción de la 2ª etapa se pueden hospedar a 120 más, así que el objetivo de brindar acogida a todo hermano migrante, en su paso por la frontera tamaulipeca comenzó a fortalecerse, proporcionándoles hospedaje por 3 días (mínimo) alimentos, ropa, atención médica, atención psicológica y jurídica en caso de ser necesario.

Actualmente, la Casa del Migrante de “Nuestra Señora de Guadalupe”, tiene gastos mensuales para el sostenimiento de aproximadamente 100 mil pesos, sin contar el pago de boletos de autobús para los migrantes que no logran contactar a algún familiar que los auxilie.

Desafortunadamente por los cambios administrativos en el Gobierno de Tamaulipas les fueron suspendidos los apoyos económicos que recibían a través de la Secretaría General Gobierno y esperan que pronto vuelvan a recibir la ayuda o de lo contrario con las deportaciones masivas, les será imposible subsistir, ya que tan solo de enero a la fecha, han atendido cerca de 530 migrantes de los cuáles 488 fueron mexicanos y 42 extranjeros.

¿Quieres apoyar? Puedes hacerlo contactándote al correo:[email protected]

Ya sabes… siempre se ocupa: Ropa para hombre o mujer: pantalones, camisas, playeras, zapatos; artículos de higiene personal pasta, cepillos de dientes, jabón, rastrillos; alimentos no perecederos como arroz, frijol, aceite, café, azúcar; artículos de limpieza: Escobas, trapeadores, jabón para ropa y vasijas; tarjetas de teléfonos; pago de boletos a sus lugares de origen; gastos corrientes de la Casa como son pago de teléfono, luz, gas y gasolina.

[email protected]