jueves 27 de abril de 2017 | 01:45
Columnas

De acá para allá. El EdoMex, el laboratorio electoral se acerca

@ Hugo_Canelo jue 16 feb 2017 09:38
Ricardo Anaya no colabora en nada para mejorar el PAN mexiquense.
Ricardo Anaya no colabora en nada para mejorar el PAN mexiquense.
Foto propiedad de: Internet

 

La antesala de lo que será la elección presidencial en 2018 está a punto de gestarse. El Estado de México, como ya se ha repetido muchas veces, representa el mayor padrón electoral del país. La joya de la corona electoral que siempre ha sido un bastión político para el PRI y parece que ese bastión está cerca de perderlo.

Veracruz representaba el segundo bastión político del PRI, pero gracias a la ola de irregularidades en la gestión de Javier Duarte, el PRI le cedió —bueno, se lo prestó un rato—, el poder al PAN. La crisis del PRI en este momento es peor que cuando fueron las elecciones en Veracruz.

Pero a decir verdad el PRI se juega mucho en esta elección, ya que la baja aprobación del presidente Peña Nieto, los muchos señalamientos a la gestión de Eruviel Ávila y el gris candidato que es Alfredo Del Mazo, son algunos de los aspectos que tiene el contra el partido tricolor. Realmente el PRI en esa entidad no ha cambiado nada, lejos está de evolucionar, mismo caso que PAN y PRD. El Estado de México está estancado políticamente.

La elección del Estado de México puede ser predecible, si partimos del supuesto que los partidos se comportan como lo han hecho desde siempre para que siga ganando el PRI. El PAN por su parte busca posicionar —o imponer, según les convenga—, con Josefina Vázquez Mota, figura política que ha perdido elecciones y está lista para volver a perder para darle el gane a Del Mazo.

Ricardo Anaya no colabora en nada para mejorar el PAN mexiquense, solo busca una continuidad mediocre y de simulación democrática. Hay que recordar que Josefina Vázquez Mota tiene como nuevo atributo tener una asociación civil. Este organismo recibió la insignificante cantidad de 900 millones de pesos provenientes del gobierno de Peña Nieto. Pequeño detalle, por si están con el pendiente.

Dado el vínculo tan cercano entre Peña Nieto y Josefina Vázquez Mota, ya no se sabe si Del Mazo o Vázquez Mota será el o la buena para ganar. Mencioné que la panista se perfila a perder la elección mexiquense y creo que eso pasará. Pero dada la crisis de los partidos políticos —y la extraña y conocida cercanía del PRI y PAN—, todo puede pasar y la relación Peña Nieto con Vázquez Mota dice mucho.

¿Qué va a pasar con el PRD en la elección mexiquense?

Pues seguir decreciendo hasta llegar a la extinción. Si va en alianza con otro partido y ganan, el PRD recibirá una patada en el trasero. Si va en alianza con otro partido y pierde, solo aumentará su crisis en vistas de la elección nacional de 2018. Si va con Morena o va solo sería el menos malo de los casos, pero dado que harán hasta lo imposible para que Morena no gane, el PRD terminaría más desgastado. Suerte al sol azteca con su posible extinción —y la fuga de militantes—, gracias a los chuchos.

Las elecciones mexiquenses suelen ser difíciles y polémicas por la manera en que operan los partidos políticos. Es decir, el tema ya descarado de regalar despensas, dinero, acarreos y demás siempre se ha visto, sobre todo por el PRI.

Dado que el tema del gasto electoral será difícil, surge una duda: ¿Quién vigilará los gastos de la elección del Estado de México?

Desde luego que el INE y el organismo electoral mexiquense, pero mi duda va en función si cumplirán con su objetivo dichos organismo o ya de plano será a lo descarado. Puede sonar de risa la pregunta, pero vale la pena recalcarla en este 2017 que se presume ser de austeridad —aunque sabemos que en las elecciones no escatiman en gastar para ganar una elección—, con los recursos públicos.

Una manera de recordar que no escatiman en gastar recursos, es cuando el año pasado los gobiernos del presidente Peña Nieto y de Eruviel Ávila regalaron despensas y tarjetas electrónicas en municipios mexiquenses de la Zona Metropolitana del Valle de México. ¿Cómo interpretar estos actos por parte de ambos niveles de gobierno? Pues como lo que son, actos de campaña.

Lo interesante de esta elección será la candidata de Morena, Delfina Gómez Álvarez. Inicialmente se ve como una aspirante débil, ya que no tiene la trayectoria y respaldo que tienen Josefina Vázquez Mota y Alfredo Del Mazo. Pero resultará interesante, debido a que Morena ya experimentó en Veracruz un escenario similar con su ex candidato Cuitláhuac García.

Aunque Morena no llegase a ganar la elección, si puede fortalecerse como una segunda fuerza política en esa entidad. Este aspecto le favorecerá para proyectarse con una base electoral más fuerte. El escenario es interesante y muy favorable para Morena, tienen poco que perder y mucho que ganar.

En el papel Morena se ve débil, pero PRI y PAN están más que desgastados. ¿Qué pasará con el PRIAN en el Estado de México? ¿Se pondrán de acuerdo para que uno u otro gane la elección? ¿Funcionarán las despensas y los acarreos para mantener el PRI en la gubernatura? ¿Qué decidirán los mexiquenses ante esos “churros” de candidatos que tienen?

 

Twitter: Hugo_Canelo