México, 14 Feb. (Notimex).- Un total de 240 municipios, de los 400 considerados en la primera etapa de la Cruzada Nacional contra el Hambre, son indígenas, es decir, el 60 por ciento.

Así lo dio a conocer la secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles, tras referir que la pobreza está relacionada con el olvido de los pueblos originarios.

Ante los integrantes del Consejo de la Conferencia Permanente de Congresos Locales (Copecol), la titular de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) afirmó que la cruzada, como estrategia de inclusión, tendrá como rasgo distintivo la participación comunitaria.

Dicha característica se conseguirá mediante asambleas y talleres de planeación para definir prioridades y aterrizar programas que respondan a la cosmovisión, organización y diversidad indígenas.

Acompañada por los subsecretarios de Desarrollo Social y Humano, Ernesto Nemer Álvarez, y de Prospectiva, Planeación y Evaluación, Juan Carlos Lastiri Quirós, así como del presidente del Copecol, Eduardo Andrade Sánchez, la funcionaria indicó que en los indígenas está la raíz de la tradición comunitaria.

Además de la participación y de la solidaridad, lo cual facilitará y garantizará la contraloría social en ese proceso, añadió.

La dependencia, destacó, trabajará de manera coordinada con la Comisión Intersecretarial para la Instrumentación de la Cruzada Contra el Hambre, en la que participan varias secretarías de Estado y la Comisión para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas, a fin de transformar el entorno de esas comunidades con pobreza y hambre.

Comentó que este año el trabajo se centrará en 400 municipios rurales y urbanos, cifra que se ampliará en la medida en que se concrete la estrategia y se reoriente el presupuesto a los objetivos de la Cruzada Nacional contra el Hambre.

En este sentido, Robles Berlanga y Andrade Sánchez coincidieron en exhortar a los estados y municipios a actuar de manera corresponsable para promover, a través de sus congresos locales, mayores recursos para las comunidades identificadas con carencia alimentaria y pobreza extrema.

En el encuentro estuvieron presentes diputados locales de Aguascalientes, Campeche, Chiapas, Estado de México, Guerrero, Hidalgo, Michoacán, Puebla, Morelos, Nayarit, Nuevo León, Querétaro, Tlaxcala, Veracruz y Zacatecas.