COBERTURAS
PERSONAJE

La actitud prepotente de los miembros del equipo de campaña de Josefina Vázquez Mota durante el acto de campaña en el restaurante “El Sinaí”, en Morelos, provocó el más reciente en la ya larga cadena de tropiezos de la candidata panista a la presidencia.

El equipo y los usualmente maleducados reporteros que cubrían el evento, que poco o nada se preocupan por su entorno con tal de “ganar la nota” provocó los airados reclamos de una familia que comía el lugar, ya que la comitiva estaba literalmente encima de su mesa.

Ante el grito de “Es una falta de respeto”, Josefina optó por salir del lugar y seguir con su desventurada campaña en el estacionamiento.

Afuera del lugar de donde fue echada una estudiante le reclamó por su falta de propuestas y la llamó “una política más”.

Por si no fuera suficiente, un grupo de trabajadoras de otros locales de la zona la despidió con gritos de “Ni un voto al PAN, Ni un voto al PAN”.

Otro día más en la campaña de la atribulada candidata panista a la presidencia.

Con información de Proceso.